Publicado: 09.01.2014 17:11 |Actualizado: 09.01.2014 17:11

La nueva líder de UGT Andalucía promete "empezar de cero" para "recuperar la credibilidad"

Carmen Castilla asegura que marcará "un antes y un después" en una nueva etapa sin miembros del equipo de Manuel Pastrana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Empezar de cero" para "recuperar la credibilidad, que no la legitimidad". Esas han sido las primeras palabras de Carmen Castilla tras ser elegida secretaria general de UGT Andalucía en el Comité Extraordinario que el sindicato ha celebrado este jueves en Sevilla.

Castilla es la primera mujer al frente de una Secretaría General en la historia del sindicato, más de cien años. Procedente de la ejecutiva del dimitido Fernández Sevilla, la nueva dirigente ha prometido desvincularse de esa etapa. Algo para lo que ha pedido "confianza", porque pretende marcar "un antes y un después" desde que la investigación judicial por las facturas falsas y la presunta desviación de fondos para la formación obligasen al anterior secretario general de la federación andaluza a abandonar su puesto.

Su línea de actuación será "clara, directa y concisa", ha dicho a lo periodistas Castilla tras finalizar el Comité Extraordinario en el que su candidatura, la única que se presentó por aparte de la Federación de Servicios Público y apoyada por la del metal y construcción, ha obtenido el 83% de los votos y en el que también se ha decidido la salida de la ejecutiva de dos miembros que se mantenían de la anterior etapa de Manuel Pastrana: José Carlos Mestre, responsable del área institucional, y Josefa Castillejo, al frente de empleo y formación. En su lugar, el comité ha aprobado  la entrada en la ejecutiva de tres nuevos miembros: Carmen Barrera, al frente de la Secretaría Institucional y Coordinación de Área Externa; Óskar Martín, en Empleo y Formación, y Consuelo Núñez, que asumirá la responsabilidad de políticas sociales e igualdad.

"Empieza una nueva andadura donde se marcará una diferencia tremenda", afirma Castilla ha hecho hincapié en que centrará su gestión en la defensa de los trabajadores de los "múltiples ataques que suponen las últimas reformas del Gobierno" central, y ha garantizado que hoy "empieza una nueva andadura donde se marcará una diferencia tremenda con proyecto novedoso e ilusionante" y ha asegurado que tras varios meses de debate interno UGT-Andalucía sale del comité extraordinario "más unida que nunca".

Ha defendido que los miembros de un comité están igual o incluso más legitimados para elegir a un secretario general que un congreso, ya que en el comité la candidatura de la secretaría general necesita un respaldo del 67 % y en un congreso el 51 % de los votos.

Además, ha argumentado que el apoyo recibido por su candidatura (98 votos de los 118 delegados presentes de los 121 citados) ha sido "contundente" como para no tener que designar una gestora que obligaría a convocar un congreso extraordinario, y ha añadido que los estatutos del sindicato establecen que el comité es competente para solucionar la vacante a la secretaría general.

Asimismo, ha destacado que el secretario de Organización de UGT, José Javier Cubillo, ha expresado, durante su intervención en el comité, el apoyo, respeto y la ayuda de la ejecutiva confederal a la nueva dirección regional.

No obstante, Cubillo reconoció a los periodistas, antes del comité, que la ejecutiva confederal respeta la decisión del comité de UGT-A, aunque hubiese preferido el congreso extraordinario para dar "satisfacción a los órganos internos del sindicatos y a la opinión pública".