Público
Público

La nueva novela de Mañas pivota sobre un criminal cizañero de veintiún dedos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor madrileño José Ángel Mañas, autor de éxitos literarios como "Historias del Kronen", ha presentado hoy en Barcelona su nueva novela "El quatuor de Matadero", que ha escrito a cuatro manos con Antonio Domínguez Leiva, y que protagoniza un criminal cizañero de veintiún dedos.

Mañas, al que Domínguez no ha podido acompañar por estar impartiendo un curso en Canadá, ha explicado en rueda de prensa que este personaje, al que denomina "21 dedos", ya había aparecido en otras obras suyas, pero aquí es el principal actor de las aventuras que se cuentan, ubicadas en una ciudad muy parecida a la Marbella de los años noventa, con mucho sexo, violencia y drogas.

Publicado por Algaida, se trata de un extenso relato con sangre, sudor y plomo, en el que este hombre de mil caras que sólo tiene como rasgo distintivo el contar con seis dedos en un pie -como Raúl González, el jugador del Real Madrid, ha recordado Mañas-, se enfrentará a bandas de narcotraficantes, al "sherif Hill" o a Pati, un gitano casado con una folclórica y que regenta un casino en la ciudad.

El escritor ha comentado que cuando Domínguez -su amigo desde hace más de veinte años- y él se sentaron ante el ordenador pensaron en construir un "héroe colectivo" que siguiera la estela del Ripley de Patricia Highsmith, amoral y violento, pero "acabó cruzándose la idea del antihéroe patético español en la senda de un Torrente, el agente Superlópez o incluso Mortadelo".

Aunque el punto de partida es la realidad, el autor de "Mensaka" remarca que luego las peripecias son tamizadas por el "espejo de la ficción", de manera que deforman las situaciones y se toman "todas las libertades del mundo".

Asimismo, cree que el lector reconocerá los tres afluentes que convergen en este río literario como son las referencias a Ripley o "Cosecha Roja", las que tienen que ver con Torrente o con algunas películas de Tarantino y el cómic, desde Mortadelo y Filemón a Torpedo.

La intención es que este "legendario Hombre de los Veintiún Dedos" sea el protagonista de una saga por el territorio íbero, en una suerte de nuevos "Episodios Nacionales" o de "Ruedo Ibérico", sin importar que otros futuros libros los escriban autores que no sean él y Domínguez, como ya ha ocurrido en Francia con otros personajes de novela parecidos.

También quisieran que este "21 dedos" tuviera "un relieve multimedia", por lo que han abierto una página en Internet para poder contactar con los lectores para posibles sugerencias e incluso para conocer peripecias protagonizadas por personas que han nacido con veintiún apéndices articulados en sus cuerpos.

No descartan hacer algún proyecto relacionado con el cómic y tampoco rechazan el cine. "Pero -ha puntualizado- es muy complicado realizar a día de hoy una película, aunque yo soy un hombre con mucha suerte, porque varias de mis novelas se han convertido en cine".

Sobre el hecho de haber escrito por primera vez una historia de forma conjunta con otro autor, el madrileño ha indicado que la experiencia fue positiva y ha reconocido que el primer borrador lo hicieron "uno al lado del otro, frase a frase", aunque luego a lo largo de tres años cada uno ha ido trabajando los diferentes textos.

A pesar de que todavía no han puesto hilo a un nuevo artefacto protagonizado por "21 dedos", no excluyen crear una historia con el personaje en Guantánamo, "porque este héroe permite muchos escenarios distintos".

Respecto al método que emplea para la creación literaria, Mañas asevera que para él la parte más bonita de la escritura "es cuando la vives y la imaginas, casi como si fueras un actor. Luego -sostiene- toca escribir, que es una parte más ardua".