Público
Público

La nueva presidenta del Kadima iniciará mañana contactos para formar Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tzipi Livni, la nueva presidenta del partido gobernante en Israel, Kadima, comenzará mañana a entrevistarse con los líderes de los grupos parlamentarios para tratar de formar una coalición de Gobierno y ser elegida primera ministra.

Livni anunció que empezará de inmediato a buscar socios para formar un nuevo Ejecutivo en un discurso pronunciado esta mañana tras conocerse los resultados oficiales, que le han dado una victoria del 43,1 por ciento frente al 42 por ciento de su principal contrincante, el ministro de Transportes, Shaul Mofaz.

De ser elegida primera ministra, la titular de Asuntos Exteriores se convertiría en la segunda mujer israelí -después de Golda Meir al frente del Ejecutivo entre 1969 y 1974- en acceder al cargo, que ha sido ocupado exclusivamente por hombres en los últimos 33 años.

Livni aseguró hoy que tanto Mofaz como los otros dos candidatos en las primarias, el ministro de Seguridad Avi Dichter y el titular de Vivienda Meir Shetrit, "han sido rivales del momento, pero juntos tenemos una misión. Juntos crearemos estabilidad de Gobierno", informaron los medios locales.

"Voy hacia delante con vuestra fuerza", manifestó la ganadora ante sus votantes y añadió que: "La responsabilidad nacional que me habéis otorgado hace que aborde este trabajo con gran respeto".

La jefa de la diplomacia israelí tendrá un plazo de 42 días para formar una nueva coalición desde el momento en que el presidente, Simón Peres, le pida que lo haga, lo que no ocurrirá hasta que el primer ministro Ehud Olmert presente oficialmente su dimisión.

Olmert, que anunció su dimisión y la convocatoria de primarias acorralado por varios escándalos de corrupción, felicitó anoche a Livni tras conocerse los resultados provisionales del recuento.

A pesar que desde anoche todo indicaba que ella era la ganadora los datos oficiales se hicieron esperar hasta primera hora de esta mañana y el recuento estuvo muy apretado, ya que Livni se impuso a Mofaz por tan sólo 431 votos.

En un primer momento fuentes cercanas al titular de Transportes indicaron que éste pensaba exigir un recuento o impugnar los resultados, y alegaron que la difusión de resultados provisionales en televisión antes del cierre de las urnas podrían haber inclinado la balanza.