Público
Público

Nueva York ensalza al piloto que amerizó en el río Hudson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Daniel Trotta

Nueva York ensalzaba a su último héroe, el piloto que amerizó con un avión de la aerolínea U.S. Airways en el río Hudson, salvando a los 155 ocupantes, en un maniobra que los expertos calificaron como un trabajo maestro bajo presión de vida o muerte.

Chesley "Sully" Sullenberger aún no había aparecido en público el viernes, un día después de que realizara el aterrizaje de emergencia en el río que separa la ciudad de Nueva York de Nueva Jersey, y en lo que el gobernador David Paterson calificó como "un milagro en el Hudson".

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo que el piloto no estará disponible hasta que termine de dar información a los investigadores federales.

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) sostuvo que estaba investigando si el avión habría impactado contra una bandada de pájaros poco antes de despegar del aeropuerto de La Guardia en Nueva York.

Expertos de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) están en la zona, pero probablemente no revisarán los motores hasta que el avión sea extraído del agua. El avión, aún intacto, está amarrado en un rompeolas en Manhattan.

"Hemingway definió el heroísmo como gracia bajo presión y yo creo que es justo decir que el capitán Sullenberger ciertamente demostró eso ayer", dijo Bloomberg, que dará la llave de la ciudad a la tripulación en una ceremonia.

"Esta es una historia de héroes", agregó Bloomberg, que también elogió a la policía, a los equipos de rescate del departamento de bomberos y a los operadores privados de transbordadores, que acudieron en ayuda del avión pocos minutos después de que aterrizara.

Sullenberger, de 57 años, ex piloto de la Fuerza Aérea y consultor de vuelo, condujo el avión en problemas sobre la ciudad y lo hizo amerizar en el río, advirtiendo a los pasajeros que "se prepararan para el impacto".

Una azafata se rompió una pierna, pero la mayoría de las personas resultaron ilesas y sólo sufrieron por el frío.

Los transbordadores rescataron a los pasajeros del ala, donde esperaron a 6 grados bajo cero, con los pies sumergidos en el agua.

Una fuente policial comentó al diario Daily News que el piloto era un "genio".

"Se le veía sereno", dijo un miembro de los equipos de rescate al diario.

"Es muy controlado, muy profesional", precisó a Reuters su mujer, Lorrie Sullenberger. "El es un piloto, piloto. Ama el arte de volar", sostuvo.

"HA HABIDO UN ACCIDENTE"

Bloomberg dijo que mientras el avión se hundía en el río, Sullenberger recorrió dos veces la nave para asegurarse de que no quedara nadie.

"Cuando me llamó me dijo: 'Ha habido un accidente'. Al principio pensé que sería algo menor, pero cuando me contó las circunstancias mi cuerpo comenzó a temblar y me apuré en sacar a nuestras hijas del colegio", contó su mujer al canal de noticias CNN.

"Yo creo que todos nosotros estábamos preocupados porque no hubiera supervivientes, pero el hecho de que todos sobrevivieron demuestra que este piloto es un héroe extraordinario", dijo la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino.

Los controladores de tráfico aéreo informaron de que es probable que la nave haya perdido ambos motores del Airbus A320, que está diseñado para poder volar con un sólo motor.

El avión no tenía la energía necesaria para volver a La Guardia o aterrizar en el pequeño aeropuerto de Teterboro, cruzando el río en Nueva Jersey, dijo a Reuters un responsable de la unión de controladores.