Público
Público

Nueva Zelanda arranca un empate 1-1 a Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección de fútbol italiana no pasó de un pobre empate 1-1 contra el débil equipo de Nueva Zelanda en su segundo encuentro en el Grupo F del Mundial, un resultado que complica a los actuales campeones del mundo en sus aspiraciones de avanzar a octavos de final.

Nueva Zelanda, situada en el puesto 78 de la clasificación mundial de la FIFA, sorprendió a los siete minutos al adelantarse en el marcador tras un error del capitán Fabio Cannavaro aprovechado por Shane Smeltz.

Italia comentó durante toda la semana las dificultades que les supondrían las jugadas a balón parado de los neozelandeses, pero más que acierto del rival fue la falta de concentración de los italianos la que propició el gol inicial.

Los italianos empataron a los 29 minutos cuando el árbitro guatemalteco Carlos Batres señaló un penalti sobre Daniele De Rossi que Vincenzo Iaquinta convirtió en gol.

El técnico Marcello Lippi pasó gran parte del encuentro en el borde del área técnica con cara de preocupación, mientras su equipo mejoraba en el terreno de juego y estuvo a punto de adelantarse con un tiro de Riccardo Montolivo que se estrelló en el palo.

En un soleado día en Nelspruit, Italia luchó por marcar el segundo gol, pero no llegó a dominar el partido con convicción.

"Fue impresionante. Mostramos mucha determinación y coraje. Me quedé sin habla porque todos hemos demostrado una gran determinación. Nos hemos dado una oportunidad (de avanzar a la siguiente ronda)", dijo Ryan Nelsen, capitán de Nueva Zelanda.

RIDÍCULO

Nelsen calificó el penalti a favor de los italianos, como "ridículo" y el técnico neozelandés Ricki Herbert también cuestionó la decisión del colegiado.

"Estos muchachos simplemente siguen respondiendo. Creo que algunas de las decisiones (arbitrales) fueron algo extrañas", dijo Herbert.

Por otro lado, el seleccionador italiano Marcello Lippi indicó que es la segunda vez que su equipo concede un gol tras una jugada a balón parado.

Italia, que jugó con brazaletes negros por la muerte de Roberto Rosato, campeón de Europa en 1968, se enfrentará a Eslovaquia el jueves en Johannesburgo, en un partido en el que deberá obtener una victoria si desea clasificarse a los octavos de final.

Paraguay, el rival de los neozelandeses el jueves, venció a Eslovaquia 2-0 anteriormente, colocándose como líder del Grupo F con cuatro puntos. Italia y Nueva Zelanda tienen dos, mientras que Eslovaquia es colista con solo un punto.

Al ser preguntado sobre las posibilidades de su equipo ante los paraguayos, Herbert dijo: "Vamos a jugar y seremos muy difíciles de ganar, ya se lo anticipo".