Público
Público

Nueva Zelanda cambia la ley laboral para retener el rodaje de "El Hobbit"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento de Nueva Zelanda aprobó hoy la reforma de la legislación laboral para asegurar el rodaje de las películas de "El Hobbit", tres días después del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la productora Warner Borthers.

Con 66 votos a favor y 50 en contra, la ley fue aprobada tras un acalorado debate de las facciones más a la izquierda del Partido Laborista y los parlamentarios de Los Verdes.

La reforma laboral aclara que los actores neozelandeses están vinculados a contratistas independientes y no a la productora estadounidense, por lo que pierden el derecho a la negociación colectiva.

Los sindicatos pretendían renegociar las condiciones para que los actores locales tuvieran derecho a unos ingresos mínimos, reclamación que según Warner ponía en riesgo la inversión de 500 millones de dólares (355 millones de euros) en el proyecto.

El miércoles, el primer ministro, John Key, y los directivos de la Warner llegaron a un acuerdo para acabar con la disputa sindical.

La productora también obtuvo un descuento fiscal de hasta 7,5 millones de dólares (unos 5,4 millones de euros) en impuestos, condicionado al éxito de las películas.

Esta rebaja se sumará al habitual subsidio del 15 por ciento que Nueva Zelanda ofrece a cualquier producción que se realice en el país.

Miles de neozelandeses se manifestaron el lunes en varias ciudades del país para pedir que no se llevasen la producción a otro país y expresar su apoyo a su compatriota Peter Jackson, que dirigirá "El Hobbit".

Las dos películas, precuelas de "El Señor de los Anillos", estarán protagonizadas por el actor británico Martin Freeman en el papel del protagonista, Bilbo Baggins, mientras que Richard Armitage encarnará al personaje de Thorin Oakenshield.