Público
Público

Nueva Zelanda extiende una semana el estado de emergencia por violento seísmo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades de Nueva Zelanda extendieron hoy por una semana el estado de emergencia en el sur del país tras el seísmo de 7 grados en la escala abierta de Richter del sábado pasado y las fuertes réplicas que siguen sacudiendo la isla.

Una réplica de 5,1 grados esta mañana provocó más daños en las decenas de miles de viviendas e infraestructuras afectadas en la isla sur, especialmente en la ciudad de Christchurch, la segunda mayor del país con unos 380.000 habitantes.

El alcalde de la ciudad, Bob Parker, explicó que Los daños causados por el terremoto son más graves de lo que se creía inicialmente en Christchurch, cuyo centro continúa acordonado por decenas de soldados.

"A medida que se descubre el desastre vamos viendo áreas mucho más afectadas de lo que pensábamos, de hecho, los daños son mucho mayores de lo que pensábamos", indicó a la prensa local.

La Comisión de Reclamaciones por el Terremoto calcula que los daños, sólo en viviendas, superarán los 2.000 millones de dólares neozelandeses (unos 1.400 millones de dólares o 1.100 millones de euros).

El temblor de 7 grados ocurrió la madrugada del pasado sábado a 28,4 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino, 31 kilómetros al noroeste de Christchurch.

Una persona murió de un ataque al corazón y decenas resultaron heridas, dos de gravedad, a causa del temblor, que derrumbó fachadas enteras de edificios y fracturó el pavimento de las calles.

La mitad de los hogares, o 100.000 viviendas, de la región de Canterbury quedaron afectados por el temblor y el Gobierno declaró el toque de queda en Christchurch entre las 19.00 y las 7.00 horas para evitar el saqueo de comercios.

En Nueva Zelanda, que se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía, se registran cerca de 14.000 terremotos cada año, la gran mayoría de poca intensidad, aunque entre 100 y 150 tienen la suficiente fuerza cómo para ser percibidos.