Publicado: 26.12.2013 10:45 |Actualizado: 26.12.2013 10:45

Nuevas demandas a España por la reforma energética de Soria

Un fondo británico asegura que se va a producir una "avalancha"  de demandas internacionales por los recortes a las renovables

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fondo británico Eiser Infrastructure Limited y su filial luxemburguesa Energia Solar Luxembourg han presentado una denuncia contra España ante el tribunal internacional de arbitraje del Banco Mundial, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), por los recortes a las renovables. La denuncia quedó registrada el pasado 23 de diciembre por la secretaría general del tribunal y en ella el demandante aparece representado por el despacho británico de abogados Allen & Overy, indica el propio Ciadi.

Este nuevo procedimiento se suma a los ya iniciados en contra de España por los fondos internacionales RREEF y Antin, el primero de ellos filial de Deutsche Bank, en contra de los recortes retributivos a la energía termosolar. Al conocerse estas primeras denuncias el pasado 9 de diciembre, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, indicó que los servicios jurídicos del Estado han respaldado los recortes a las renovables y consideró que los demandantes aspiraban a rentabilidades del 20%. "Estas empresas hicieron unas inversiones considerando que iba a haber una rentabilidad razonable superior al 20% durante toda la vida, y eso no ocurre en ningún país del mundo porque si eso ocurriera el resultado sería que el sistema eléctrico simplemente quebraría", afirmó Soria.

El diario El País, que adelanta el nuevo arbitraje iniciado por Eiser, califica de "avalancha" la cantidad de demandas internacionales presentadas contra España por los recortes a las renovables. Eiser es socio en España de Elecnor y de la firma de ingeniería Aries. Tiene un 36,95% en Aries Solar Termoeléctrica (Aste), que posee dos plantas termosolares de 50 megavatios (MW) en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), así como el 33,83% de Dioxipe Solar (Astexol), que desarrolla otra planta termosolar de 50 MW en Badajoz.

La inversión comprometida en estas tres centrales alcanza los 935 millones de euros y se acometió en 2007, el mismo ejercicio en el que se aprobó el real decreto 661/2007, cuya aplicación provocó un rápido despegue de las energías renovables.