Público
Público

Nuevas guías en EEUU ampliarían evaluación de la densidad ósea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Ivan Oransky

Si se aprueban las nuevasguías que propone un panel de expertos en Estados Unidos, másmujeres deberían realizarse el estudio de densidad ósea paradetectar la osteoporosis, una enfermedad que debilita loshuesos.

El borrador que redactó la Fuerza de Tareas de ServiciosPreventivos de Estados Unidos (USPSTF por su sigla en inglés),con respaldo de la Agencia para la Investigación y Calidad enSalud, indica evaluar a las mujeres a partir de los 65 años yantes a los grupos de riesgo.

Las últimas guías, del 2002, incluyen la mismarecomendación para las mayores de esa edad, pero no para lasmujeres de alto riesgo, a las que se aconseja evaluar a partirde los 60 años. El nuevo borrador surge de una revisiónpublicada en Annals of Internal Medicine.

Alrededor de 10 millones de personas mayores de 50 años enEstados Unidos tienen osteoporosis, según los InstitutosNacionales de Salud (NIH por su sigla en inglés), de las cualesla mayoría son mujeres.

La enfermedad, que comienza después de la menopausia, elevael riesgo de sufrir fracturas. Las más peligrosas son las decadera, que le cuestan al sistema de salud unos 18.000 millonesde dólares por año.

Se desconoce cuántas mujeres entrarían en el nuevo criteriode control, dijo el doctor Ned Calonge, que preside el panel deexpertos. "La buena noticia", indicó, es que las mujeres deentre 50 y 64 años con alto riesgo son la minoría.

"Lo que los médicos no deberían hacer es empezar a comprarequipos para hacer densitometrías, sino calcular los factoresde riesgo clínicos" en las menores de 65 años. El estudiocuesta unos pocos cientos de dólares y el equipo, hasta 85.000dólares.

El ultrasonido, que es más costoso y no usa radiación,también puede predecir fracturas. Sin embargo, la mayoría delos criterios diagnósticos hablan de medicionesdensitométricas.

En el nuevo borrador, la USPSTF no recomienda evaluar a loshombres porque no existen suficientes pruebas de losbeneficios. Los NIH estiman que 2 millones de hombres enEstados Unidos tienen osteoporosis, es decir, un quinto detodos los casos.

El doctor Mone Zaidi, de la Escuela de Medicina MountSinai, en Nueva York, dijo que las nuevas guías son un pasoadelante en la dirección correcta porque amplían el controldiagnóstico y son adecuadas para los hombres. Sin embargo,opinó que no ayudan a avanzar demasiado.

"Necesitamos identificar a las pacientes antes de lamenopausia", aseguró. "Las mujeres comienzan a perder hueso amáxima velocidad dos años después, explicó".

Zaidi citó avances en el tratamiento desde las guías del2002. La osteoporosis se trata con fármacos llamadosbifosfonatos, como Fosamax, Boniva, Reclast y Actonel.

Pero la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA porsu sigla en inglés) comenzó a evaluar si también aumentan elriesgo de enfermedad cardíaca y ciertas fracturas, aunque aúnno halló pruebas sólidas de la relación.

También existe un fármaco llamado Evista, que demostró queaumenta el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos, según laUSPSTF. El estrógeno, que a veces se receta para prevenirfracturas, puede elevar la probabilidad de sufrir un accidentecerebrovascular, enfermedad cardíaca y cáncer de mama.

Si bien hay opciones farmacológicas, "no está dentro delsentido clínico ni común esperar hasta que hayan perdidosuficiente hueso como para estar en el grupo de alto riesgo ocalificar para el diagnóstico de osteoporosis", dijo Zaidi.

"En la práctica, si uno va y habla con un obstetra oginecólogo, verá que hacen una densitometría de los huesos enla menopausia", afirmó. "La fuerza de tareas está rezagada",enfatizó.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 5 de julio del 2010.