Público
Público

Nuevas guías EEUU indican control Pap debería comenzar a los 21

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Julie Steenhuysen

Las mujeres estadounidenses deberíancomenzar a controlarse por el cáncer de cuello de útero a los21 años y la mayoría no necesita someterse a un test anual,según las nuevas guías emitidas el viernes, que apuntan areducir el riesgo de tratamientos innecesarios.

Las guías del Colegio Estadounidense de Obstetricia yGinecología (ACOG) considera ahora que las mujeres menores de30 años deberían someterse a un control de cáncer cervical unavez cada dos años en lugar de realizar un examen anual. Entanto, las mayores de 30 pueden hacerlo cada tres años.

Las recomendaciones se basaron en evidencia científica quesugiere que los controles más frecuentes conducirían atratamientos excesivos e innecesarios, que pueden dañar lasposibilidades de una mujer de llevar a término un embarazo.

"El tratamiento excesivo de anormalidades menores arrojadaspor los Pap (exámenes Papanicolau) en jóvenes y adolescentespuede tener consecuencias como parto prematuro en algunoscasos", dijo el doctor Thomas Herzog, de la Columbia Universityen Nueva York, que preside un subcomité de cánceresginecológicos del ACOG.

"Los nacimientos prematuros se han vuelto un enormeproblema en Estados Unidos, con posibles consecuencias gravespara el feto por nacer", indicó la doctora JenniferMilosavijevic, especialista en obstetricia y ginecología delSistema de Salud Henry Ford en Detroit.

EVITAR PROCEDIMIENTOS INNECESARIOS

"Estas nuevas guías nos permitirán evitar realizarprocedimientos innecesarios sobre adolescentes sexualmenteactivas", añadió Milosavijevic, que respalda los cambios en loslineamientos.

Herzog señaló que las nuevas recomendaciones se basaron enestudios que sugieren que iniciar los controles antes de los 21años causa más daño que beneficios.

"Hemos sobrediagnosticado y tratado excesivamente aadolescentes y mujeres muy jóvenes", dijo Herzog durante unaentrevista telefónica.

El cáncer cervical es un tipo de tumor de crecimiento lentoprovocado por la exposición a ciertas cepas del virus delpapiloma humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexualcomún entre mujeres y hombres.

"Las mujeres no contraen cáncer de cuello de útero primero.Adquieren el VPH, (...) que causa anormalidades precancerosasen el cérvix y genera el cáncer. Lleva años avanzar de unainfección por VPH a un cáncer cervical totalmentedesarrollado", explicó Milosavijevic.

Por ese motivo, la experta dijo que cambiar el intervalo decontrol no implicará que se pierdan más cánceres cervicales, yaque la mayoría de las muertes por tumores en el cuello delútero en Estados Unidos se producen en mujeres que se controlanmuy esporádicamente o nunca.

El VPH es la enfermedad de transmisión sexual más común enel mundo. Alrededor de 20 millones de estadounidenses estánactualmente infectados con el virus, según los Centros para elControl y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En los últimos 30 años, las tasas de cáncer de cuello deútero en Estados Unidos disminuyeron a más de la mitad, en granparte debido al uso expandido de los controles.