Público
Público

Nuevas tensiones en Tailandia antes de un mitin progubernamental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Darren Schuettler

La explosión de una granada hirió el domingo a más de 50 manifestantes que protestaban contra del Gobierno en Bangkok, fomentando los temores de que se desaten enfrentamientos antes de un gran mitin en la capital tailandesa organizado por partidarios gubernamentales.

La explosión ocurrió alrededor de la medianoche en la Casa de Gobierno, donde miles de manifestantes de la Alianza para la Democracia del Pueblo (PAD, por sus siglas en inglés) han ocupado las oficinas del primer ministro desde agosto en un intento por derrocarle.

Los partidarios del PAD también han ocupado los dos principales aeropuertos de la capital, dejando varados a cientos de turistas, deteniendo las exportaciones y amenazando con nuevos recortes al crecimiento económico.

El primer ministro tailandés, Somchai Wongsawat, ha declarado el estado de emergencia en los aeropuertos y dio a la policía la autoridad de retirar a los manifestantes, pero los agentes policiales han dicho que no usarán la fuerza.

"Estamos en un proceso de negociación. Queremos evitar cualquier confrontación violenta. No usaremos armas", dijo el portavoz Pongsapat Pongcharoen en una conferencia de prensa, agregando que la policía quería evitar cualquier muerte o daños a la propiedad.

Los partidarios del PAD atacaron a la policía el sábado por la noche, obligándola a alejarse del aeropuerto internacional Suvarnabhumi.

El ambiente era prácticamente de carnaval, mientras unos 4.000 seguidores del PAD, vestidos con camisetas amarillas, recorrían la terminal o escuchaban a una banda en un escenario en el exterior.

Ocasionalmente un grupo de jóvenes del PAD pasaba por el vestíbulo de salidas portando palos y barras de acero. No había policías a la vista.

La ocupación del Suvarnabhumi y del aeropuerto local de la ciudad, Don Muang, son la más reciente escalada en la "batalla final" del PAD por derrocar al primer ministro, al que acusa de ser una fachada detrás de quien está el ex líder Thaksin Shinawatra.

Thaksin, quien es el cuñado de Somchai, fue derrocado en un golpe de Estado militar en 2006 y vive en el exilio.

El ex primer ministro aún tiene un fuerte respaldo entre los pobres del campo y la ciudad, mientras que la Alianza Democrática Contra la Dictadura (DAAD, por su sigla en inglés), favorable a Thaksin, dice que llevará a 100.000 partidarios al centro de Bangkok el domingo por la tarde para mostrar su respaldo al Gobierno.

GOLPE ENCUBIERTO

Veera Musikapong, líder del DAAD, dijo al periódico Nation que el mitin se centrará en una parte en la supuesta parcialidad de los tribunales.

La Corte Constitucional ha actuado con una velocidad inusual para concluir para el martes un caso sobre fraude electoral, que muchos esperan que lleve a la disolución del Partido Poder Popular (PPP) de Somchai y de otros dos socios de su coalición.

"Es obvio que hay una injerencia en la justicia. Fue bien planificada y esto es un golpe de Estado encubierto", dijo Veera.

Si el tribunal disuelve a los tres partidos, Somchai y otros líderes serán expulsados de la política y muchos ministros del gabinete tendrán que renunciar.

El caos provocado por la ocupación de los aeropuertos ha creado rumores sobre un golpe de Estado militar, aún cuando el jefe del Ejército ha dicho que no asumirá el control. Somchai ha rechazado los llamamientos de los militares para convocar elecciones anticipadas.

El Gobierno está llevando a los turistas a U-Tapao, una base aérea naval de la época de la guerra de Vietnam a unos 150 kilómetros al este de Bangkok, como un lugar de aterrizaje alternativo para las aerolíneas, pero los viajeros se han quejado de grandes retrasos y de una gran confusión.