Publicado: 13.02.2014 13:48 |Actualizado: 13.02.2014 13:48

Las nueve acusaciones que ponen en evidencia al ministro del Interior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La intervención del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la comisión de Interior del Congreso de los Diputados en la que ha reconocido que los agentes de la Guardia Civil desplegados en la frontera de Ceuta dispararon bolas de goma a los inmigrantes que intentaban cruzar a nado a España, no ha convencido a la oposición. Salvo el PP, todos los demás grupos han criticado abiertamente la actitud del ministro. Las intervenciones de los diferentes portavoces han sido duras: le han recriminado sin pelos en la lengua sus mentiras y su insensibilidad.

Fernández Díaz ha tenido que escuchar duros reproches por parte de la oposición. Estas son algunas de las acusaciones que el responsable de Interior ha tenido que escuchar en sede parlamentaria. Especialmente brillantes e incisivos han estado Rosa Díe, de UPyD y Emilio Olabarría, del PNV.

Rosa Díez (UPyD): "Parece que un ministro que defiende los derechos de los no nacidos debería de defender la vida de los nacidos".

Emilio Olabarría (PNV): "¿Dónde empieza España? Salvo que España empiece en Cádiz, [los inmigrantes] han sido expulsados de forma sumaria incumpliendo la ley".

Ramón María Trevín (PSOE): "El director de la Guardia Civil [Arsenio Fernández de Mesa] no está sólo para que le rindan honores o pasar revista. Pero ¿cuándo trabaja ese hombre?". 

Ricardo Sixto Iglesias (Izquierda Plural): "Unas personas llegan a aguas españolas, no se les socorre y se les responde con material antidisturbios. Destituya a Arsenio Fernández de Mesa"

Emilio Olabarría (PNV): "Ocho de ellos fueron expulsados de España en rigurosa fila india agarrados de la mano. ¿Eran personas disfrazadas unos de guardias civiles y otros de inmigrantes" 

Antoni Picó i Azanza (CiU): "La seguridad no debe de ser la única perspectiva. La política y el desarrollo social y económico tienen que tenerse en cuenta".

Ramón María Trevín (PSOE): "Todo el mundo [en el Ministerio] sabía lo que iba a pasar y nadie hizo nada".

Rosa Díez (UPyD): "Su lenguaje es tan inhumano, ministro".

Emilio Olabarría (PNV): "Con su versión ya tenemos ocho diferentes, muchas contradictorias"