Público
Público

Nueve países de la UE han retrasado la jubilación, cuatro a más de 65 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nueve países de la UE ya han acordado subir progresivamente la edad legal de jubilación, seis de ellos a 65 años (Austria, Grecia, Hungría, Lituania, Malta y República Checa), mientras que Italia la elevará a 66,7 años (para los hombres), Alemania y Dinamarca a 67 años, y el Reino Unido a 68 años.

En Francia, la edad mínima de retiro se alargará de 60 a 62 años y la que da derecho a una pensión completa, de 65 a 67 años, de acuerdo con los datos comparados sobre sistemas de pensiones europeos recopilados por la Secretaría de Estado de la Seguridad Social.

En todos estos países el retraso de la jubilación se hará de forma paulatina y comenzará a aplicarse a partir de 2020, mientras que en el corto plazo algunos de los Estados miembros han decidido congelar las pensiones en 2011, como Alemania, Grecia, Estonia o Lituania, y otros como Suecia las disminuirá el 4,3%.

Hay otros cuatro países (Irlanda, Holanda, Rumanía y Eslovenia) que han presentado propuestas para retrasar la jubilación, aunque aún están pendientes de ratificación, mientras que en España el Gobierno aprobará la reforma del sistema de pensiones el próximo 28 de enero.

A pesar de que en la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo no ha habido acuerdo en lo que respecta al retraso de la edad de retiro, el Ejecutivo mantendrá su propuesta de elevarla de 65 a 67 años, aunque con factores de flexibilidad razonable, según ha dicho el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Además hay catorce Estados miembros que cuentan con diferentes edades de jubilación para hombres y mujeres, aunque más de la mitad de ellos alcanzarán la igualdad a largo plazo.

Algunos países como Austria, Bélgica, Finlandia o Francia bonifican el retraso de la jubilación, mientras que Austria además penaliza la jubilación anticipada, con la intención de que desaparezca por completo en 2017.

Otros quince Estados miembros incluyen la esperanza de vida en el cálculo de la pensión como mecanismo periódico de ajuste.

Es el caso de Portugal, donde las personas que se jubilen el próximo año van a tener una penalización del 3,14% en el valor de la pensión debido a la subida de la edad media de vida, lo que se puede compensar con unos meses más de trabajo.

La edad media de salida del mercado laboral en la UE en 2008 era de 61,4 años frente a los 59,9 años de 2001, en tanto que en España se ha pasado en ese periodo de 60,3 a 62,6 años.