Publicado: 15.11.2013 13:56 |Actualizado: 15.11.2013 13:56

El nuevo director de RTVV afirma que liquidará el ente con rigor

La oposición acusa al Gobierno valenciano de designar a Ernesto Moreno para acometer "una auténtica carnicería" contra 1.600 trabajadores de la cadena pública.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director general de Radiotelevisión Valenciana (RTVV), Ernesto Moreno, ha afirmado hoy que velará para que la liquidación de RTVV se haga de manera "rigurosa, atendiendo a la legalidad", mediante el "diálogo con todas las partes" y desde el respeto máximo a los derechos fundamentales de los trabajadores.

Moreno, quien fue designado la semana pasada por el Gobierno valenciano tras modificar por decreto la ley de RTVV para poder nombrarle sin esperar a su designación parlamentaria, ha comparecido en calidad de candidato a director general de RTVV en Les Corts Valencianes, donde la semana que viene se votará en el pleno su candidatura. Ha confesado que no duerme por las noches, porque se pone en el lugar de los trabajadores afectados, y ha considerado que no es "un director al uso" y que se incorpora a RTVV en momentos "especialmente complicados".

Según ha dicho, la medida "más dura" que ha afrontado en su vida laboral como gestor de empresas es liquidar RTVV, algo que espera hacer "de la manera más eficaz" y con "seriedad y responsabilidad". La oposición ha resaltado que el Gobierno valenciano le ha designado para ser el "liquidador", el "killer", el "verdugo" o el "sicario" de RTVV, donde cometerá "una auténtica carnicería" con 1.600 trabajadores, y ha indicado que no cumple los requisitos para el cargo, salvo que su experiencia en seguros se refiera a los de "defunción".

Moreno, quien ha agradecido al Ejecutivo la confianza otorgada, ha indicado que lleva siete días en el cargo y que se siente "provisionalmente legitimado" por el decreto ley que lo nombró, aunque si los recursos judiciales que se han presentado contra ese decreto señalan que no es un candidato "legítimo", se irá a su casa. Ha justificado su designación ante el "vacío absoluto de poder" que generó la dimisión de la directora general y los otros cuatro consejeros del PP en RTVV, y ha asegurado que su prioridad es la situación de los trabajadores y que intentará "evitar el mayor perjuicio social y emocional".

Preguntado sobre cuándo se dará de alta de la Seguridad Social a los extrabajadores que se readmitan en cumplimiento de la sentencia que anuló el expediente de regulación de empleo, el director general ha indicado que está "en conversaciones", porque "no es una situación que se maneje todos los días".

Moreno ha explicado que, "por el momento, se mantienen todas las emisiones que están en funcionamiento"; ha dicho que su labor actual es establecer "un orden de prioridades" en las necesidades de RTVV, y sobre las críticas de la oposición a la gestión de sus antecesores ha dicho que no conoce "en detalle" los "problemas anteriores".

Durante el debate, en el que han estado presentes varios consejeros de RTVV, el diputado socialista Josep Moreno ha criticado que han designado al nuevo director "para rematar una gran chapuza" y que llega a RTVV para "ejecutar órdenes", mientras que se ha preguntado "cuál es el premio de su lealtad" al president de la Generalitat. Ha afirmado que ni él ni los "secuaces que le acompañan" cumplen el requisito "más básico" para el cargo, dada su falta de "dignidad coraje y vergüenza".

El portavoz de Compromís, Enric Morera, le ha señalado que "no es director general de RTVV", pues su nombramiento por decreto ley es un "golpe de estado mediático" en el que se puede haber cometido prevaricación y por tanto sus decisiones pueden ser nulas o ilegales, y ha afirmado que "de magnífico gestor tiene poco".

Ignacio Blanco (Esquerra Unida) ha afirmado que a Moreno le han encargado "liquidar a 1.600 trabajadores, como si fuera un pistolero, y hacer desaparecer el cadáver de RTVV", y ha aseverado que ha "aceptado mancharse de sangre", pero "tan culpable" es él como quienes le han encargado la tarea: el president y el vicepresidente de la Generalitat.