Público
Público

El nuevo líder, Ed Miliband, pone a los laboristas británicos primeros en intención de voto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La elección el pasado fin de semana de Ed Miliband como nuevo líder del Partido Laborista británico ha tenido un efecto inmediato al situar a su formación política primera en un sondeo sobre intención de voto por primera vez en tres años.

El sondeo, elaborado por la empresa demoscópica YouGov tras la designación del menor de los Miliband y publicado por el diario "The Sun", sitúa a los laboristas con un 40% en la intención de voto, frente al 39% de los conservadores y el 12% de los liberaldemócratas, las fuerzas que forman la coalición de Gobierno.

La encuesta se dio a conocer a pocas horas de que Ed Miliband pronuncie un discurso ante el plenario del Congreso anual que el Partido Laborista celebra en Manchester (norte de Inglaterra) en el que dará a conocer el contenido de su programa político.

Ed Miliband, que fue ministro de Energía y Cambio Climático en el Gobierno de Gordon Brown -derrotado en las urnas por la coalición conservadora-liberal en las elecciones del 6 de mayo-, fue elegido por un estrechísimo margen el sábado líder el partido frente a su hermano David, ex ministro de Asuntos Exteriores.

La elección fue interpretada como un giro a la izquierda del Partido Laborista y como una superación del llamado Nuevo Laborismo, el movimiento con el que el ex primer ministro y ex líder laborista Tony Blair trasladó al centro el discurso político del partido.

La última vez que los laboristas figuraron primeros en una encuesta sobre intención de voto fue el 4 de octubre de 2007, pocos días antes de que el entonces primer ministro Gordon Brown -tres meses después de suceder a Blair en el cargo- renunciara a adelantar las elecciones para aprovechar el viento favorable para el laborismo.

Desde entonces, y de manera especial en los meses previos a la crisis financiera de 2008, el declive laborista fue continuo y las encuestas llegaron a situar al partido en el gobierno 18 puntos por detrás de los "tories" del hoy primer ministro, David Cameron.

No obstante, la gestión de Brown para hacer frente a la crisis mejoró sustancialmente los porcentajes de los laboristas, que llegaron a la campaña electoral de la primavera de este año con diferencias de entre 2 y 7 puntos respecto a los "tories".

Finalmente, los "tories" obtuvieron 9,9 millones de votos, el 36,4%; los laboristas 7,8 millones de votos, el 28,8%, y el Partido Liberal Demócrata liderado por Nick Clegg, 6,2 millones de votos, el 22,8%.

Dirigentes del Partido Conservador no han ocultado desde el fin de semana su satisfacción por la elección del pequeño Miliband, al que la prensa conservadora llama Ed "Red" (El Rojo), por considerar que un viraje de los laboristas hacia la izquierda beneficiará a un Gobierno que ha ocupado el centro electoral.

Los "tories" resaltaron el hecho de que Ed Miliband ocupa el cargo gracias al apoyo mayoritario de los sindicatos por delante de la opinión de los militantes y los parlamentarios del partido -que se decantaron por David-, aunque el nuevo líder laborista se apresuró a desmarcarse y a decir que no es el hombre de nadie. EFE