Público
Público

Nuevo manual de salud mental es "peligroso": expertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

Millones de personas saludables,incluidos niños tímidos o rebeldes y parientes afligidos por lamuerte de un ser querido, podrían ser etiquetados comomentalmente enfermos por un nuevo manual de diagnósticointernacional, advirtieron especialistas.

En un análisis crítico de una revisión próxima a salir delManual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM porsu sigla en inglés), psicólogos, psiquiatras y otros expertosdijeron que las nuevas categorías de enfermedad mentalidentificadas en el libro son en el mejor de los casos "tontas",y en el peor, "preocupantes y peligrosas".

"Muchas personas que son tímidas, que están desconsoladaspor la muerte de un familiar, o tienen vidas románticas pococonvencionales, de pronto se verán catalogadas como mentalmenteenfermas", dijo Peter Kinderman, jefe del Instituto dePsicología de la Universidad de Liverpool, en una conferencia enLondres sobre la expandida preocupación por el manual.

"No es humano, no es científico y no ayudará a decidir quéayuda necesita una persona", agregó Kinderman.

El DSM es publicado por la Asociación PsiquiátricaEstadounidense (APA) y reúne síntomas y otros criterios paradiagnosticar trastornos mentales. El manual es usado a nivelinternacional y es considerado una "biblia" para el diagnósticoen el área de la medicina de la salud mental.

Nadie de la APA estaba inmediatamente disponible pararealizar comentarios.

Más de 11.000 profesionales de la salud ya firmaron unapetición (en http://dsm5-reform.com) solicitando que se detengala quinta edición del manual y se revean ciertas cuestiones.

Algunos diagnósticos -como el "trastorno oposicionaldesafiante" y el "síndrome de apatía"- se arriesgan a unadevaluación de la seriedad de la enfermedad mental y amedicalizar conductas que la mayoría de las personasconsiderarían normales o simplemente algo excéntricas, dijeronlos expertos en su crítica.

Al otro lado del espectro, el nuevo DSM (cuyo lanzamientoestá previsto para el año próximo) podría otorgar diagnósticosmédicos a abusadores y violadores -bajo etiquetas como"trastorno coercitivo parafílico"-, lo que les brindaría laposibilidad de evitar la prisión probando lo que podría servisto como una excusa para su conducta, agregaron.

RADICAL, IMPRUDENTE E INHUMANO

Simon Wessely, del Instituto de Psiquiatría del King'sCollege de Londres, dijo que una mirada retrospectiva a lahistoria debería hacer que los expertos en salud se pregunten:"¿Necesitamos todas estas etiquetas?".

Wessely manifestó que el Censo de 1840 de Estados Unidosincluía sólo una categoría de trastorno mental, pero que en 1917la APA ya reconocía 59. Esa cifra aumentó a 128 en 1959, a 227en 1980 y se llegó a catalogar unos 350 trastornos diferentes enlas revisiones del DSM en 1994 y el 2000.

Allen Frances, de la Duke University y jefe del comité quecontroló la revisión previa del DSM, dijo que la quinta edición"expandiría radicalmente y de manera imprudente las fronteras dela psiquiatría" y provocaría una "medicalización de lanormalidad, las diferencias individuales y la criminalidad".

David Pilgrim, de la Universidad Central de Lancashire enGran Bretaña, dijo que era "difícil evitar la conclusión de queel DSM-5 favorecerá los intereses de las compañíasfarmacéuticas".

"La locura y el sufrimiento existen, pero se presentan demuchas formas y con distinto grado", dijo Pilgrim. "Nosarriesgamos a tratar la experiencia y la conducta de laspersonas como si fueran especímenes botánicos esperando por seridentificados y categorizados en etiquetas rígidas", añadió.

"Eso en sí sería una forma de locura colectiva para todosaquellos cómplices del ejercicio continuo pseudo-científico",expresó el experto de Lancashire.

Nick Craddock, del departamento de medicina psicológica yneurología de la Universidad de Cardiff, quien también habló enla conferencia en Londres, citó la depresión como el ejemploclave en el que yerran las categorías amplias del DSM.

Mientras que en ediciones previas, una persona que perdiórecientemente a un ser amado y eso impacta en su estado de ánimoera considerada alguien que experimentaba una reacción humananormal al sufrimiento por esa pérdida, los nuevos criterios delDSM ignorarían la muerte, mirando sólo los síntomas yclasificando a ese sujeto como un paciente con depresión.

Otros ejemplos de diagnósticos calificados por los críticoscomo problemáticos incluyen el "trastorno del juego", el"trastorno por adicción a internet" y el "trastorno oposicionaldesafiante", una condición en la que un niño se "resisteactivamente a cumplir con la mayoría de los pedidos" que se lehacen y "realiza acciones deliberadas para enojar a otros".

"Esto implica básicamente a los chicos que dicen 'no' a suspadres más de una cierta cantidad de veces", dijo Kinderman."Con ese criterio, muchos de nosotros tendríamos que decir quenuestros hijos están mentalmente enfermos", agregó.