Público
Público

"Nada nuevo" en el proceso de paz enre Israel y Palestina

La visita de Clinton desata un nuevo cruce de declaraciones entre palestinos e israelíes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El proceso de paz entre israelíes y palestinos está de nuevo en punto muerto. La visita de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, a Oriente Próximo ha servido para evidenciar la distancia entre ambos en un nuevo cruce de declaraciones sin avance alguno. 

Tras reunirse ayer con Clinton en Abu Dabi, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, rechazó las presiones de Estados Unidos y ha declaró que 'no hay nada nuevo' en el proceso, mientras no se ponga fin a los asentamientos israelíes en territorio palestino, que Abbas considera 'ilegales e inaceptables'. 

Abbas recordó que este punto fue lo que acordó en su entrevista con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, e indicó que el proceso de paz debe basarse en las fronteras del año 1967. 

Abbas exige el fin de los asentamientos, Netanyahu habla de diálogo 'sin condiciones previas'

Clinton, que después viajó a Jerusalén a reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que el freno a los asentamientos 'nunca ha sido condición previa' a las negociaciones, sino que siempre 'ha sido un asunto a tratar' dentro de ellas. 'Israel ha hecho una oferta de restricción en la política de asentamientos que no tiene precedentes en un contexto previo a las negociaciones', según declaró Clinton. 

Pese al cruce de declaraciones, Hillary Clinton declaró la intención de la administración Obama de lograr 'un acuerdo de paz integral' en la región. Netanyahu, por su parte, habló de la intención de Israel de poner en marcha un diálogo de paz 'sin condiciones previas'. 

Sin embargo, al otro lado de la frontera estas declaraciones no han sido suficientes. Abú Rudeaineh, portavoz del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), declaró ayer, tras la reunión con los representantes estadounidenses, que EEUU debe ir 'más allá de las buenas intenciones'.  'Queremos ver la presión de EEUU para obligar a Israel a que se comprometa con el proceso de paz', dijo el portavoz. Aún así, calificó de 'alentadora' la política de la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, hacia Oriente Medio.