Público
Público

El nuevo viaje de 'El Principito'

Disney Channel estrena hoy la serie de animación basada en la obra de Antoine de Saint-Exupéry

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De 1943 al siglo XXI. La magia de El Principito viaja en el tiempo para adaptarse a los gustos de los nuevos públicos con una serie de animación basada en la gran obra de Antoine de Saint-Exupéry.

Esta producción, que Disney Channel estrena hoy con un doble episodio (16.00 horas), sólo se basa en el original, ya que 'es imposible adaptar el libro', según explica Olivier d'Agay, sobrino nieto de Saint-Exupéry, presidente de la empresa que gestiona su legado e impulsor del proyecto.

La serie incluye 'los mensajes y la filosofía' de la obra original

En opinión de D'Agay, este libro que ha marcado a generaciones de lectores está 'destinado a los adultos', por lo que en el desarrollo de la serie sus creadores han tenido que adaptar 'la manera de hablar con los niños' sobre los valores que aparecen en la obra. 'La diferencia entre el original y la serie es que esta es una creación para niños de 5 a 10 años. Pero es respetuosa con el libro y los mensajes y la filosofía son los mismos', relata a Público.

Así, D'Agay detalla que estaproducción de 52 episodios de 26 minutos cada uno mira de reojo a la obra de Saint-Exupéry para mantener su espíritu de tolerancia, 'el gusto por las relaciones humanas, el respeto por las diferencias entre culturas y por la naturaleza'. Además, no olvida incluir su alegato a favor de 'la protección del planeta' y transmitir su pasión por el viaje y la aventura.

Para difundir estos mensajes y adaptarlos al lenguaje de la pequeña pantalla han sido necesarios cinco años de trabajo, una inversión de 18 millones de euros y un equipo formado por unos 600 profesionales, que han apostado por la alta definición y el formato 3D. Esta elección se debe a que había que emplear 'los medios del siglo XXI para los niños del siglo XXI'.

'El libro es mágico', dice un descendiente de Saint-Exupéry

La principal influencia estética de esta serie, que se va a emitir en 50 países, procede del dibujo europeo y su inspiración nace de 'la imaginación'. Envuelta en ella y en compañía de su inseparable amigo Zorro, el Principito será testigo de la desaparición de las estrellas por la presencia de la maléfica Serpiente. Ante esta situación, el protagonista tratará de salvar el universo dejando atrás al asteroide B612 y a la Rosa para viajar a 24 nuevos planetas 'con pueblos extraños y muy creativos'.

Para mantener el legado de Saint-Exupéry al que D'Agay define como un hombre 'increíble y con mucho talento, sus descendientes tienen entre manos la creación de un museo en una casa del siglo XVIII, cercana a Lyon, donde el escritor y aviador francés pasó los veranos de su infancia. 'Es un proyecto muy importante porque se necesitaba un museo en Francia y esperamos su apertura en 2014', precisa.

Con este proyecto y con la serie aspiran a prolongar la estela de un autor y de una obra cuyo éxito 'no se puede explicar'. 'El libro es mágico, tiene 257 traducciones y su influencia también es mágica', resalta D'Agay, para quien El Principito es 'una respuesta internacional y perdurable a las cuestiones filosóficas de los hombres'.