Público
Público

Un nuevo viernes de protestas en El Cairo deja cuatro muertos

Tras semanas de relativa calma, el Ejército reprime duramente a miles de islamistas que han vuelto a salir a las calles de todo el país contra el golpe del pasado 3 de julio que derrocó al presidente electo Mohamed Mursi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos cuatro personas han muerto en El Cairo por enfrentamientos en los que se han visto implicados simpatizantes del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi, detractores del exmandatario y fuerzas de seguridad, en una nueva jornada de protestas antigubernamentales tras semanas de relativa calma en las calles del país norteafricano.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado que una persona ha perdido la vida en la zona de Manial, en el centro de la capital egipcia, por choques entre partidarios y detractores de Mursi que han causado también 17 heridos. Un portavoz de los servicios de seguridad citado por el periódico estatal Al Ahram ha sumado a la lista de víctimas tres fallecidos en Zeitoun, un suburbio cairota. La agencia Efe eleva la de muertos a 5, con otra víctima en la ciudad de Suez. El número de heridos, según Efe, es de 40 en todo el país.

uno de los fallecidos es el periodista Jaled Daud, que dimitió en agosto como portavoz del Frente de Salvación Nacional (la principal alianza opositora a Mursi) en protesta por el desalojo de Rabea al Adaweya y que hoy fue apuñalado por manifestantes islamistas. 

Los leales al mandatario depuesto han intentado alcanzar algunos lugares emblemáticos, incluidos la plaza Tahrir y el palacio presidencial, para protestar contra el golpe militar que expulsó a Mursi del poder a principios de julio y contra el actual Gobierno. La Policía ha bloqueado el acceso a ciertas zonas.

Un testigo de Reuters dijo que un vehículo militar disparó balas de plomo contra seguidores de los Hermanos Musulmanes en la plaza Tahrir, mientras que en otra zona de la capital, los seguidores de Mursi se enfrentaron con la policía en la ruta que conduce a las famosas pirámides de Giza. También se registraron luchas entre defensores y opositores del ex mandatario en Alejandría y dos ciudades del Delta del Nilo.

Además, tropas y policías reforzaron su presencia alrededor de la mezquita Rabaa al Adaweya, el más grande de los dos antiguos campamentos en la capital egipcia, mientras los manifestantes se acercaban, dijo la agencia de noticias estatal MENA.


Egipto ha estado sumergido en una turbulencia política y económica desde que el jefe del Ejército, el general Abdel Fatá al Sisi, derrocó el 3 de julio al islamista Mursi, el primer presidente electo democráticamente en el país, tras una serie de protestas masivas contra su Gobierno.

Cientos de personas murieron cuando las fuerzas de seguridad irrumpieron en agosto en las acampadas de los Hermanos Musulmanes en las que se manifestaban a favor de Mursi.

Hermanos Musulmanes se enfrenta una de las peores crisis en sus 85 años de historia. Cientos de sus partidarios han muerto a manos de las fuerzas de seguridad y los máximos líderes del movimiento y miles de sus militantes han sido encarcelados.