Público
Público

Nuevos choques en Atenas; el primer ministro dará protección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Dina Kyriakidou y Michele Kambas

Decenas de estudiantes lanzaron bombas incendiarias y piedras a la policía el viernes en Atenas en nuevos enfrentamientos provocados por la muerte de un adolescente a manos de la policía, mientras el primer ministro griego, Costas Karamanlis, prometió mantener a los ciudadanos a salvo.

Los jóvenes, airados con la muerte del menor, el desempleo y los bajos salarios, atacaron a la policía en el exterior de la sede del Parlamento en el séptimo día de violencia que ha sacudido al Gobierno. La policía antidisturbios respondió con gases lacrimógenos.

"Grecia es un país seguro", dijo Karamanlis a una conferencia de prensa en Bruselas, donde prometió garantizar la seguridad de su gente y sus ciudadanos.

Los disturbios, que comenzaron cuando el 6 de diciembre la policía mató a tiros a Alexandros Grigoropoulos, de 15 años, han destruido cientos de tiendas, bancos y automóviles, desestabilizado al Gobierno conservador y sacudido la confianza de los inversores en una economía de 240.000 millones de euros.

Mientras Karamanlis hablaba en Bruselas, alrededor de 5.000 manifestantes marchaban a través de Atenas llevando carteles que decían: "El estado mata" y "El Gobierno es culpable de asesinato".

La muerte de Grigoropoulos despertó la rabia contenida por una serie de escándalos, reformas poco populares y medidas económicas fallidas mientras la crisis crediticia llega a Grecia.

SIN GAS LACRIMOGENO

Fuentes policiales dijeron que habían comenzado a quedarse sin gases lacrimógenos tras usar más de 4.600 cápsulas durante la última semana y han contacto con urgencia a Israel y Alemania para reponer los suministros.

El número de arrestados es de 432, muchos de ellos inmigrantes, y 176 han sido acusados de saqueos y violencia. Los daños han sido valorados por la Confederación Griega de Comercio en 200 millones de euros a más de 500 negocios solo en Atenas.

"Todos quieren que este Gobierno de asesinos caiga. El Gobierno en cuatro años sólo ha llevado a cabo reformas en contra de los estudiantes", dijo Maria Tsoupri, de 22 años. "No vemos un futuro. Sólo tenemos un futuro a través de la lucha".

Karamanlis, cuyo partido, Nueva Democracia, tiene una mayoría de un solo escaño en el Congreso y ha caído en popularidad en los últimos meses, expresó pesar por la muerte del joven pero ha condenado la destrucción a la propiedad privada.

"Doblan las campanas por Karamanlis", recogió el diario Ta Nea en su portada, mientras los medios griegos criticaban la lenta respuesta del Gobierno ante la crisis.

"El Gobierno sitiado; las protestas educativas escalan", dijo, por su parte, el periódico Ethnos en su titular.

La fuerte lluvia ayudó a que disminuyeran las manifestaciones en comparación a días anteriores. Las protestas se han extendido a otras ciudades europeas, lo que hace temer que los disturbios se repitan en otros lugares.

Muchos griegos están indignados porque el policía acusado de asesinar al adolescente no ha expresado arrepentimiento. Epaminondas Korkoneas, de 37 años, testificó que disparó como advertencia en defensa propia y los disparos rebotaron.

Él y su compañero policía, acusado de complicidad, están detenidos en la prisión en espera de un juicio, que podría tardar meses.