Público
Público

Nuevos fósiles revelan un mundo lleno de cocodrilos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nuevos fósiles desenterrados en lo que ahora es el desierto del Sáhara revelan un mundo alguna vez pantanoso dividido entre unas seis especies de cocodrilos poco comunes y quizás inteligentes, informaron investigadores el jueves.

Los investigadores dieron a algunas especies nombres como BoarCroc, RatCroc, DogCroc, DuckCroc y PancakeCroc, pero señalaron que sus hallazgos ayudan a entender cómo los cocodrilos eran y siguen siendo una exitosa forma de vida.

Estas especies vivieron durante el periodo cretáceo, entre 145 millones y 65 millones de años atrás, cuando los continentes estaban más juntos y la atmósfera era más cálida y húmeda de lo que es ahora.

"Nos sorprendimos en encontrar tantas especies de la misma época en el mismo lugar", dijo el paleontólogo Hans Larsson de la Universidad McGill de Montreal, quien trabajó en el estudio.

"Al parecer cada uno de los cocodrilos tuvo dietas diferentes, diferentes hábitos. Parece que dividieron el ecosistema, y cada especie lo aprovechaba a su modo", agregó.

Larsson y Paul Sereno de la Universidad de Chicago, con fondos de National Geographic, estudiaron las mandíbulas, dientes y los pocos huesos que tenían de los reptiles. También realizaron pruebas CT, rayos X mejorados por computación, para ver al interior de los cráneos.

Dos de las especies, DogCroc y DuckCroc, tenían cerebros que parecían diferentes a los de los cocodrilos modernos.

"Pudieron tener funciones cerebrales un poco más sofisticadas que los actuales cocodrilos debido a que la caza terrestre usualmente requiere más potencia cerebral que sólo esperar a que la presa aparezca", comentó Larsson en un comunicado.

RatCroc, una nueva especie cuyo nombre oficial es Araripesuchus rattoides, fue encontrado en Marruecos y habría utilizado los dientes de conejo de su mandíbula inferior para excavar y encontrar comida.

PancakeCroc, cuyo nombre científico es Laganosuchus thaumastos, medía unos 6 metros de largo con una gran cabeza plana.

DuckCroc representa nuevos fósiles encontrados en Nigeria de una especie anteriormente llamada Anatosuchus minor. Se habría alimentado de gusanos y ranas con su largo hocico.

El más feroz, BoarCroc, también medía unos 6 metros de largo, pero podía ponerse de pie y tenía una mandíbula para embestir, con tres pares de dientes similares a cuchillas.

Algunos caminaban verticalmente, con las piernas bajo el cuerpo como un mamífero terrestre, en vez de reptar, con el vientre tocando el suelo.

"Sus dotes anfibias en el pasado pueden ser la clave para entender cómo aparecieron, y finalmente sobrevivieron la era de dinosaurios", escribió Sereno en un artículo para National Geographic.