Público
Público

Los nuevos talentos del mundo de la moda tienen cabida en Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tercera jornada de desfiles de la novena edición de la Semana de la Moda de Valencia ha arrancado con la presentación de la "zona D", reservada para los "talentos emergentes del mundo de la moda".

Asta Masiulyte, licenciada en arte, ha sido la encargada de inaugurar los desfiles de hoy, con una colección inspirada en los años 20 como un homenaje a las estrellas de la era del jazz como Clara Bow y Luise Brooks.

"No es mi primera vez en este evento, por ello espero que mis modelos gusten", ha afirmado la joven diseñadora nacida en Lituania, cuyos vestidos han destacados por las rayas unidas a los ornamentos.

La asimetría, las prendas sueltas, faldas con colas, cintura baja y colores como el beige, blanco, negro y rosado han inspirado a la artista.

Un desfile con "corazón, plaquetas y huesos" nos ha traído Marina Hernández Sánchez, una valenciana que ha asegurado que "en momentos de crisis las únicas expectativas que tiene es su propio placer".

Bajo la marca Masmarina, su colección ha sido inspirada en la indumentaria para saltos de esquí de los juegos olímpicos de Vancouver 2010.

"He querido profundizar en la fragilidad del cuerpo humano, porque cuando los deportistas saltan ponen su cuerpo en condiciones adversas", ha destacado Sánchez, quien también ha confesado su preferencia por los diseñadores japoneses.

Su pasarela ha presentado tres series. En la primera, titulada "esquí+músculos" han cobrado importancia los rojos; en la segunda, ha desaparecido este color en favor del amarillo y los azules brindando una imagen subjetiva de plaquetas, y en la última, el tono blanco hueso se ha adueñado de las prendas, aludiendo a la fragilidad del esqueleto humano.

El cierre del desfile lo ha puesto Lola Cuello, una valenciana que reside en Barcelona y que ha definido su pasarela como "la identidad de mi marca con elegancia y feminidad".

Su colección "Waterfalls" ha dirigido su mirada a las formas del agua cayendo por una cascada y en su selección del colorido han predominado gris perla y marengo, verde lima, rosa palo y beige, sin dejar a un lado el negro.

Durante esta tarde los espectadores de la Semana de la Moda de Valencia tendrán la oportunidad de disfrutar de otros diseñadores de "zona D", entre los que destaca Daniel Martín Rabaneda, un joven estudiante sevillano de 24 años, que expone por primera vez y que mostrará su trabajo de los últimos meses.

Su colección "Indígenas en París" mostrará la "anteposición de culturas ante la migración del exotismo africano a la elitista y pragmática ciudad de París".

Sara Coleman y Elena Gallego deleitarán a los asistentes con sus colecciones "Organic" e "Into the wild", respectivamente.

Según sus creadoras, la primera será una colección llena de luminosidad y energía, inspirada en la naturaleza, y la segunda, nos trasladará a la conquista de nuevos mundos poniendo en escena "prendas gastadas" como tributo a los primeros exploradores.

Otra muestra esperada será la de "Retal Reciclaje Creativo", a cargo de dos jóvenes creadores italianos Paola Pucci y Paolo Coppolella, cuyo proyecto "evoca prendas de diseño ético".

Por la noche, con l'Umbracle de la Ciutat de las artes y las Ciencias de Valencia como escenario, el diseñador Fidel David presentará la colección "Le Cirque du Temps", que promete, más que una simple pasarela, un "show" dominado por la fusión de prendas y colores. EFE

elr/mc/cr