Público
Público

El número de civiles asesinados en el conflicto afgano subió un 24 por ciento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de civiles asesinados en el conflicto afgano aumentó un 24 por ciento en los primeros seis meses de este año respecto al mismo periodo del 2008, según denunció hoy Naciones Unidas.

Según los datos de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), en el primer semestre del año han muerto 1.013 civiles a causa de los combates en ese país.

"Tanto las fuerzas antigubernamentales como las pro gubernamentales son responsables del incremento del número de víctimas civiles", señala el informe.

Sin embargo, especifica que "hoy la oposición armada crea más víctimas civiles que las fuerzas de seguridad afganas o los militares internacionales".

En un 10 por ciento de las muertes no se puede establecer quien fue el autor o el grupo que la perpetró.

El número global de víctimas se ha incrementado, debido a una intensificación del conflicto y tanto las fuerzas pro gubernamentales como la antigubernamentales han causado más víctimas que el año pasado, pero ha disminuido el porcentaje de muertes atribuidas a los ejércitos regulares.

Entre enero y junio del 2009, el 59 por ciento de los civiles (595 muertes) cayeron asesinados por culpa de las fuerzas antigubernamentales, y el 30,5 por ciento (310 decesos) a causa de los ataques de las fuerzas regulares.

"Este hecho representa un cambio significativo desde 2007 cuando las fuerzas gubernamentales eran responsables por el 41 por ciento de las muertes de civiles, y los insurgentes por el 46 por ciento", reza el informe.

No obstante, el informe destaca que "el gobierno y sus aliados son responsables del aumento de las víctimas y la destrucción de las infraestructuras, incluyendo hogares, que son esenciales para la supervivencia".

UNAMA recuerda que los ataques aéreos son la principal causa de muerte de civiles atribuidas a las fuerzas aliadas, y que en los primeros seis meses del año 40 ataques aéreos mataron a 200 personas.

Con respecto a las muertes causadas por los insurgencia, de las 595 muertes producidas en el primer semestre, 400 debidas al uso indiscriminado de explosivos y ataques suicidas.

Esta cifra representa el 67 por ciento de las muertes atribuidas a la oposición armada.

"La información sugiere que la oposición armada se establece en áreas civiles de forma deliberada para desdibujar la distinción entre combatientes y civiles".

Respecto al contenido del informe, la alta comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, señaló: "Todas las partes implicadas en el conflicto deberían tomar las medidas necesarias para proteger a los civiles, y asegurarse de que habrá una investigación y justicia independiente para las víctimas".