Público
Público

La número dos del PP promete no engañar a los españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP está convencido de que, de llegar al Gobierno, conseguiría crear empleo en España. Por lo menos ese es su objetivo "fundamental", según explicó ayer su número dos, María Dolores de Cospedal. "Ese objetivo lo vamos a cumplir con una reforma fiscal, laboral, educativa y de nuestro modelo energético", anunció Cospedal, sin concretar con qué medidas impulsarán esas reformas.

En todo caso, lo harán "sin engañar, sin mentir, a pesar de muchas estrategias de diversión" y frente a "un Gobierno de la demagogia y la propaganda", que está hablando de que "las cosas no se pueden hacer de otra manera, como se decía hace 15 años", sentenció durante un acto en Zaragoza.

La secretaria general de los conservadores se dirigió una vez más a los trabajadores, a quienes dijo que "pueden confiar" en su partido. Y recordó que el PP creó cinco millones de puestos de trabajo cuando gobernó, entre 1996 y 2004, cuando España vivió "la mayor época de prosperidad".

En su intervención, Cospedal rechazó la reforma laboral impulsada por el Gobierno e insistió en que, cuando vuelva a gobernar, el PP impulsará su propia reforma. Según explicó, la de los conservadores será una reforma que fomente la contratación de los jóvenes, la conversión de los contratos temporales en indefinidos y que consiga la creación de puestos de trabajo.

Reformas "con consenso"

Cualquier reforma la hará el PP "con consenso", a diferencia de la impulsada por el actual Gobierno que, según la número dos del Partido Poplar, no ha gustado "a nadie" y sólo crea puestos de trabajo "en precario".

Cospedal consideró "gravísimo" el número de parados en España y lamentó que en un año se haya doblado el número de desempleados de larga duración. A su juicio, el Gobierno "no ofrece ningún futuro, ninguna alterntiva". Sí lo hace el PP, insistió, un partido "responsable y serio".

La dirigente conservadora volvió a pedir la reducción de impuestos y prometió que, en el caso de llegar al poder, el PP volverá a bajar el IVA y se recuperará la desgravación por la compra de viviendas.