Público
Público

El número de muertos por el terremoto en Turquía asciende a 239

Los heridos son 1.159. El Gobierno teme que haya más de un millar de víctimas bajo los escombros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de muertos por el terremoto de magnitud 7,2 que sacudió Turquía este domingo asciende ya a 239, según los últimos datos facilitados por el viceprimer ministro, Besir Atalay, aunque el Gobierno teme que el temblor haya dejado más de un millar de víctimas bajo los escombros. Los heridos suman 1.159.

Sólo en la ciudad de Van, al este del país, han muerto un centenar de personas y 117 en el distrito de Ercis, donde 55 edificios se han venido abajo y hay aún muchas personas bajo los escombros. También preocupan los muchos pueblos de esta región que han quedado totalmente destruidos. 

El primer ministro turco, Recp Tayyip Erdogan, pidió a los ciudadanos que no entren en los edificios que han sufrido daños por el peligro de que sigan produciéndose réplicas, como la de magnitud 5,7 que se registró ayer a última hora de la tarde.

El Gobierno turco, como explicó Erdogan, instalará casas portátiles y tiendas de campaña para acoger a quienes han perdido su hogar y puedan protegerse de las bajas temperaturas. 'No dejaremos a nuestros ciudadanos solos en el frío invierno', dijo.

También agradeció el apoyo y la ayuda enviada desde distintos países, como Azerbaiyán, Bulgaria e Irán, y la de otros Estados que también se han comprometido a ayudar en las tareas de salvamento.

El terremoto tuvo su hipocentro a poca profundidad, unos cinco kilómetros, lo que hizo que sus efectos en la superficie equivalieran al de uno de magnitud 8 0 9, como indicaron los expertos del Centro Sismográfico Kandilli de la Universidad del Bósforo, en Estambul.

El profesor Mustafa Erdik, director del centro Kandilli, estima que unos 4.000 edificios pueden haber resultado dañados, 600 de ellos de forma irreversible, y que unas 50 construcciones se han desplomado completmente. Además, calcula que entre 700 y 1.000 personas pueden haber perdido la vida.