Publicado: 23.05.2014 11:36 |Actualizado: 23.05.2014 11:36

El número de víctimas de violencia machista con órdenes de protección baja un 6,9%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de víctimas de violencia de género con orden de protección o medidas cautelares ascendía al cierre de 2013 a 27.122 mujeres, un 6,9% menos que en las mismas fechas del año anterior, según los datos del Registro Central Registro para la protección de las víctimas de estos delitos difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos revelan que 132,6 de cada 100.000 mujeres mayores de 14 años contaban el año pasado con medidas de protección a su favor por violencia de género, una tasa que entre las nacidas en el extranjero es tres veces superor (310,6 por cada 100.000 mujeres) a la de quienes nacieron en España (103,5).

En concreto, el 67% de las víctimas son españolas, y, dentro de las extranjeras, las de África y América presentaron las tasas más elevadas, mientras que las de Asia y Oceanía registraron las más bajas. Por edad, casi la mitad de las víctimas de violencia de género (el 49,9%) tenían entre 25 y 39 años, de modo que la edad media de las víctimas fue de 36,2 años.

En un 27% de los casos la víctima estaba casada con el denunciado por maltrato y en un 7,2%, ya era su ex marido. En un 22,9% de los casos ambos formaban pareja de hecho y el 20,7%, ya habían roto este tipo de relación. En siete de cada diez parejas (70,6%) el denunciado tenía entre 25 y 49 años y la víctima entre 20 y 49 años. Además, en el 58,3% de las parejas los dos habían nacido en España, en un 7,8% en América y en el 6,4% en otros países de la Unión Europea.

Atendiendo a las comunidades autónomas, las que tuvieron un mayor número de víctimas inscritas por violencia de género en el año 2013 fueron Andalucía (6.800), País Valencià (3.857) y Comunidad de Madrid (3.036). En términos relativos también Andalucía está a la cabeza (188,6 víctimas por cada 100.000 mujeres), seguida por Murcia (185,3) y Comunidad Valenciana (178,3). Por el contrario, País Vasco (62,6) y Catalunya (75,3) fueron las comunidades con menores tasas de víctimas.

En cuanto a los denunciados, un total de 27.017 hombres, la cifra se redujo un 7% respecto de 2012. Según el INE, la mitad (50,1%) estaban entre los 30 y los 44 años de edad y dos de cada tres habían nacido en España, aunque, de nuevo, los extranjeros están sobre representados respecto del conjunto de la población: 302,7 denunciados por cada 100.000 hombres frente a los 110,5 que se dan entre los españoles.

En total, a lo largo del año pasado se les imputaron 31.375 infracciones penales por violencia de género, un 6,9% menos que en 2012, de las que 28.824 eran delitos y 2.551 faltas. Los delitos más frecuentes fueron los relativos a Lesiones (56,7% de los delitos), Amenazas (19,6%) y Torturas y otros delitos contra la integridad moral (14,5%).

El INE refleja además que se dictaron e inscribieron en el Registro central 82.805 medidas cautelares por violencia de género, un 7,6% menos que el año anterior. El 24,6% eran de carácter civil y el 75,4%, de índole penal, especialmente prohibición de aproximarse (35,1%), de comunicarse (33,0%) y la libertad provisional (15,3%).

Entre las civiles, las más frecuentes fueron la determinación del régimen de custodia (26,2%), la determinación del régimen de prestación de alimentos (26,1%) y la determinación del régimen de visitas (24,3%).

Por otra parte, se registraron el año 7.060 víctimas en asuntos de violencia doméstica con orden de protección o medidas cautelares, un 3,3% menos que en 2012, de las que el 62,7% eran mujeres y el 37,3% hombres. Un total de 194 personas figuraron como denunciadas y víctimas a la vez.

Al igual que el año anterior, el número total de víctimas de violencia doméstica fue mayor que el de personas denunciadas, con una relación de 1,4 víctimas por cada persona denunciada. A diferencia de la violencia de género, la violencia doméstica afectó de manera más uniforme a todas las edades, destacando la mayor incidencia en el grupo de edad de menos de 18 años (17,1% del total). La edad media de las víctimas fue de 43,4 años.

El 84,9% de las mujeres víctimas de violencia doméstica y el 86,8% de los hombres eran nacidos en España, aunque en términos relativos, estos delitos fueron más frecuentes entre las mujeres extranjeras (21,9 por cada 100.000 mujeres), que entre las españolas (18,2). En el caso de las víctimas masculinas, los nacidos en el extranjero presentaron la misma tasa que los nacidos en España (11,5).

Las mayores tasas en el caso de los hombres víctimas se registraron en la ciudad autónoma de Melilla (16,4), Comunidad Valenciana (15,1) y Andalucía (15,1), mientas que Ceuta (2,3), Aragón (7,7) y Madrid (7,9) tuvieron las ratios más bajas. En el caso de las mujeres, los mayores índices se dieron en La Rioja (25,1), Melilla (24,6) y Extremadura (24,3) y, los menores, en Ceuta (9,7), Madrid (13,1) y Cataluña (13,5).

En total, fueron denunciadas 5.037 personas por violencia doméstica, un 6,7% menos que en el año anterior, de las que el 75,2% fueron hombres y el 24,8% mujeres. Nueve de cada 10 tenían menos de 50 años, con una edad media de 35,5. No obstante, atendiendo a la tasa, el mayor número de personas denunciadas se concentró en las edades inferiores a 24 años.

La estadística indica que en el 29% de los casos la víctima fue la madre de la persona denunciada, en el 22,8% eran los hijos y en el 12,3%, la víctima era el padre. En el 79,8% de los casos tanto la víctima como el denunciado habían nacido en España, el 4,2% en América y el 2,5% en países del resto de la UE.

A los denunciados se les imputaron 5.923 infracciones penales, 5.145 por delitos y 778 por faltas. Los delitos más frecuentes fueron los de Lesiones (49,7%), Amenazas (23,0%) y Torturas y otros delitos contra la integridad moral (14,2%).

En respuesta, el año pasado se dictaron 11.041 medidas cautelares, un 5,9 por ciento menos que en 2012, de las que el 96,1% fueron medidas cautelares penales y el 3,9% medidas cautelares civiles, y el 76% recayeron sobre hombres. Las cautelares penales más frecuentes fueron la prohibición de aproximarse (35,4%), prohibición de comunicarse (28,4%) y libertad provisional (15,5%). Mientras, las civiles más habituales fueron determinación del régimen de custodia (28,9%), la determinación del régimen de visitas (16,4%) y la determinación del régimen de prestación de alimentos (15%).

016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica.