Público
Público

Núñez-Feijóo dice que "no es un modelo para los ciudadanos, sino para mantener gobiernos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo, ha dicho hoy que el nuevo modelo de financiación autonómica "no es para los ciudadanos, sino para mantener los gobiernos" de José Luis Rodríguez Zapatero y José Montilla.

En declaraciones a RNE recogidas por Efe, Núñez Feijóo ha argumentado que el modelo responde a la necesidad de que el Gobierno de Cataluña "mantenga" el Tripartito y a que el PSOE necesita el apoyo de los 25 escaños del PSC y de los tres de ERC en el Parlamento.

El presidente gallego ha indicado que el Gobierno ha negociado el modelo "de forma continuada y pública" bilateralmente con Cataluña, que, "posteriormente, es cierto que Andalucía se ha unido" y que ha hecho "un traje a medida" que ahora "le queda mal a todos".

"Se ha cambiado el modelo, se ha dado un vuelco y son las de mayor renta las que van a vivir mejor", ha agregado el presidente gallego, para añadir que el nuevo modelo beneficia a las comunidades "más ricas".

Ha indicado que Galicia, que tiene "el 50 por ciento de los núcleos de población de toda España", baja en 180 millones de euros respecto al anterior modelo en el concepto de dispersión de población y ha considerado que se trata de una "falta de respeto" a sus ciudadanos.

En ese sentido, ha dicho que reclamó que el sistema tenga en cuenta a los 400.000 gallegos que residen en el exterior, suponen el 15 por ciento del censo de esta comunidad y "están consumiendo recursos", y ha dicho que el Gobierno no traspasa "ni un euro" por este concepto.

Se ha referido a la reunión autonómica que celebrarán hoy los responsables de las comunidades gobernadas por el PP con la dirección del partido y ha dicho que analizarán el documento que les facilitó, el pasado domingo, el Gobierno.

"Como papel es confuso y difuso", ha dicho Núñez Feijóo, quien ha recordado que ese documento no contiene el dinero que se da a cada comunidad autónoma cuando "siempre se ha sabido".

"En definitiva, todavía podemos estar a tiempo de restablecer el respeto, y la cohesión y solidaridad del sistema, pero si el Gobierno se niega a eso porque ya le llega con las comunidades del PSOE, tendremos un mal sistema", ha concluido.