Público
Público

Nuria González dice que lo que se mantiene oculto crece hasta volverse visible

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actriz Nuria González, que da vida a la profesora Clara en "Física o Química", ha asegurado, respecto a las críticas conservadoras a esta serie, que "todo lo que se intenta mantener en secreto u oculto crece hasta volverse insoportablemente visible".

Algunos sectores "reaccionarios" han manifestado que la serie fomenta el consumo de drogas, el libertinaje e incluso la pederastia, por lo que ha incidido en que "una serie no es un muestreo porque presenta elementos de ficción que en la vida no se dan".

Así, en una entrevista concedida a Efe, ha hablado de una "doble moral" al criticar este tipo de cuestiones porque "lo mejor y lo realmente valiente es asumir que las cosas suceden y aceptar el problema".

"De repente estamos dispuestos a ver cosas que son absolutamente irreales y fuertes y en cambio la tomamos con la serie" cuando en televisión "se ven cosas muy tremendas".

La actriz se encuentra embarcada en la gira teatral de la representación de la obra "Tres", dirigida por Juan Carlos Rubio, una comedia en la que tres amigas se reencuentran y observan que, rozando los cincuenta, ninguna de ellas ha cumplido su sueño de ser madres.

Para la actriz, antes lo natural era tener hijos a los 18 años, pero "afortunadamente ahora las mujeres tienen más ocupaciones y ven su embarazo como algo que pueden planificar en el tiempo" como una cuestión de "opción aceptable o desechable".

"Ya no eres una enloquecida si tienes un hijo a los 40 años", reflexiona esta intérprete malagueña, para quien "la maternidad sólo conviene a aquella persona que la desea profundamente".

Ya en el terreno profesional, Nuria González ha mencionado su intervención en series que "no han ido más allá de trece capítulos y en series muy longevas y con mucha aceptación del público", como Manos a la Obra, Los Serrano y Física o Química.

No obstante, asegura desconocer cuál es el secreto del éxito de estas series ya que, según ella, las preferencias televisivas del público son algo "intangible e impredecible".

A su juicio, "es mucho más honesto hacer una serie de trece capítulos que una de ochenta y seis" que carezca de "ideas que den un sentido a esa continuidad", puesto que, ha dicho, toda "historia tiene un principio y un final".

En su opinión, cuando se compaginan varios proyectos "no existe la contaminación de personajes" y ha negado que tenga una especial predilección por la televisión frente al teatro o el cine porque lo importante es "coser un personaje que cumpla una misión con sus luces y sus sombras".

Otra de las facetas televisivas explotadas por Nuria González ha sido la de presentadora en el concurso "El Rival Más Débil", donde "teniendo un personaje tan bien dibujado como Anne Robinson solamente tienes que ceñirte al papel que te piden".

"Fue un gran reto y cuando vi el modelo original me dije a mí misma que podía hacerlo", aunque "si hubiera tenido que presentar un concurso con un papel de presentador más convencional probablemente no hubiera prosperado", agrega.

Además, esta actriz ha ofrecido varios monólogos en el Club de la Comedia que, en su opinión, "no es una disciplina estrictamente actoral" ya que la comedia en vivo es una "habilidad especial" en la que "no te piden que hagas un personaje sino muchos en todo caso".

En cuanto al cine, Nuria González obtuvo una nominación al Goya como mejor actriz de reparto por la película "Mataharis" y ha sido premiada como mejor actriz secundaria por su papel de Antonia en la película "El Calentito".