Público
Público

Una o dos copas de alcohol liberan endorfinas que dan bienestar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Megan Rauscher

Ensayos con ratonesconfirmaron que beber una cantidad baja o moderada de alcohollibera en el cerebro sustancias analgésicas que producenbienestar llamadas endorfinas.

"Beber poca cantidad de alcohol produce euforia leve,reduce la ansiedad y genera una sensación general de bienestar,mientras que consumir grandes cantidades tiene efectos sedantese hipnóticos, generalmente con mayor ansiedad", comentó aReuters Health la doctora Christina Gianoulakis.

La profesora de psiquiatría y fisiología de McGillUniversity, en Montreal, agregó que "ingerir grandes cantidadesde alcohol no sólo inhibe la liberación de las endorfinas y lasensación de bienestar, sino que también estimularía otrossistemas cerebrales asociados con la aparición de la ansiedad yla depresión".

El equipo dirigido por Gianoulakis inyectó a ratasdistintas cantidades de alcohol y controló la reacción de lasendorfinas.

Los autores detectaron que las dosis bajas o moderadas debebidas alcohólicas, pero no las dosis altas, habían elevado laliberación de las betaendorfinas en el Area Ventral Tegmental(AVT), una región del cerebro conocida por su papel en laproducción del efecto de recompensa del alcohol.

Los resultados del estudio, que ya están online, seránpublicados en la edición de junio de la revista Alcoholism:Clinical and Experimental Research.

"Dado que sólo el consumo de poca cantidad de alcoholaumenta la liberación de endorfinas y produce efectosplacenteros, si una persona no siente efectos placenterosdespués de beber una o dos copas de alcohol, debería dejar detomar", recomendó Gianoulakis.

El doctor Dzung Anh Le, de Centre for Addiction and MentalHealth de University of Toronto, que no participó en elestudio, opinó que los nuevos resultados podrían serimportantes para el tratamiento del alcoholismo.

"Mientras que el tratamiento disponible bloquea la acciónde los opioides de manera no específica, este estudio sugiereque un enfoque más orientado sería más beneficioso", dijo.

"Ahora, los investigadores deben apuntar específicamente alas endorfinas en el AVT para conocer si eso realmente modificael abuso del alcohol y la abstinencia", declaró Le.

FUENTE: Alcoholism: Clinical and Experimental Research,junio del 2009.