Público
Público

Obama admite que se equivocó en una declaraciones que sus rivales califican de clasistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El aspirante demócrata a la presidencia de EE.UU. Barack Obama admitió hoy que se equivocó en unas declaraciones sobre la situación en las ciudades pequeñas que sus rivales han calificado como clasistas.

En un mitin hoy en Indiana, el senador aseguró que no se expresó en esas declaraciones 'tan bien como debía'.

En aquellas palabras, en una reunión privada con donantes a su campaña en San Francisco la semana pasada, Obama se refirió a la 'amargura' en pueblos de Pensilvania donde los puestos de trabajo se han ido eliminando con los años y que, según él, han hecho que los votantes de clase trabajadora 'se aferren a las armas o a la religión'.

'Uno va a esos pequeños pueblos de Pensilvania y, como en otros pequeños pueblos de la región central, las plazas de trabajo han desaparecido durante 25 años sin que se las reemplace', señaló.

'No es extraño que estén resentidos, que se aferren a sus armas, a la religión o a su antipatía contra la gente que no es como ellos, al sentimiento antiinmigrante o al sentimiento anticomercio como forma de explicar sus frustraciones', añadió entonces.

Esas declaraciones fueron criticadas como elitistas por sus rivales en la carrera presidencial, la demócrata Hillary Clinton y el republicano John McCain.

La ex primera dama afirmó que esos comentarios demuestran que el senador 'mira por encima' a los electores de Pensilvania, escenario de elecciones primarias el 22 de este mes.

Los ciudadanos de 'Pensilvania no necesita un presidente que los mire con desprecio. Necesitan un presidente que los defienda, que luche por ellos, que trabaje por su futuro, por el de sus familias', dijo.

Según Steve Schmidt, asesor del senador John McCain, el virtual candidato presidencial republicano en las elecciones de noviembre, calificó los comentarios de Obama como 'notables y extremadamente reveladores'.