Público
Público

Obama afirma que la cooperación entre EEUU y China es vital para el mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que la cooperación entre su país y China es vital no sólo para las dos naciones sino para todo el mundo, al comenzar una reunión bilateral con su homólogo chino, Hu Jintao.

En declaraciones a la prensa al inicio del encuentro en Honolulu, antes de que comience esta noche la cumbre de la APEC, Obama afirmó que esa cooperación es de particular importancia en la región de Asia-Pacífico, donde, dijo, "tanto EEUU como China son particularmente activos".

"Somos ambos potencias del Pacífico y creo que muchos países en la región esperan una relación constructiva entre EEUU y China como la base para una prosperidad y crecimiento continuados", declaró el presidente estadounidense.

Según agregó, "la cooperación entre EEUU y China es vital, no sólo para la seguridad y prosperidad de nuestros pueblos, sino también del mundo".

Entre los asuntos que ambos tenían previsto abordar, enumeró Obama, se encuentra el crecimiento económico, cómo reequilibrar el crecimiento en el mundo y modos de asegurarse de que las relaciones comerciales se desarrollen de tal modo que ambos países salgan ganando.

Asimismo, abordarán la no proliferación, la desmilitarización de la península coreana, la cooperación en materia de cambio climático e Irán.

En concreto, Obama aludió a "esfuerzos para garantizar conjuntamente que países como Irán respetan las normas internacionales".

EEUU se plantea la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Irán después de que el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) emitiera esta semana un informe en el que apunta a que la República Islámica busca la fabricación de armamento con su programa nuclear.

Pero tanto Rusia como China han expresado su oposición a una nueva ronda de sanciones internacionales. El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado ya cuatro rondas, la última de ellas el año pasado.

"Aunque hay áreas donde seguiremos teniendo diferencias, estoy seguro de que la relación chino-estadounidense seguirá creciendo de modo constructivo basado en el respeto mutuo y los intereses comunes", afirmó Obama.

Hu, a su vez, afirmó que "la situación internacional afronta cambios complejos y profundos. Hay una inestabilidad creciente en la recuperación económica mundial".

Por ello, apuntó, es aún más importante que los dos países "aumenten su comunicación y su cooperación".

"China espera mantener y fortalecer su diálogo con EEUU, el respeto mutuo de sus preocupaciones, tratar de manera apropiada cuestiones sensibles y garantizar que la relación bilateral continúa creciendo de manera estable y sostenible", agregó.

En particular, Hu -que en sus declaraciones apenas miró a su homólogo- mencionó que la región de Asia Pacífico "debería convertirse en una región de cooperación activa entre China y EEUU".

Las declaraciones de los dos líderes se produjeron después de que en una comparecencia ante un foro empresarial, Obama advirtiera hoy a China que espera "reciprocidad" en las relaciones comerciales bilaterales y que la República Popular "respete las reglas de juego".

Obama indicó que en ese foro que planeaba abordar con Hu asuntos como la cotización del yuan, la propiedad intelectual o los contratos gubernamentales.

"No se puede esperar que EEUU permanezca parado si no hay una reciprocidad en nuestras relaciones comerciales", indicó el presidente estadounidense.

Acerca de la cotización de la moneda china, Obama indicó que aunque China ha efectuado progresos en este sentido, "sin duda" permanece por debajo de su valor real, lo que favorece las exportaciones de la República Popular en detrimento de las estadounidenses.

En este sentido, indicó que una apreciación del yuan ayudaría a que Pekín pudiera estimular el consumo interno.

Acerca de la propiedad intelectual, Obama subrayó que "no es aceptable" no recibir la protección necesaria en un país como China.

Demandó también la "reciprocidad" en las licitaciones gubernamentales, al recordar que el Gobierno de EEUU abre muchas de sus contratas a empresas extranjeras y quiere que sus compañías puedan contar con un trato similar en China.