Publicado: 28.05.2014 17:56 |Actualizado: 28.05.2014 17:56

Obama afirma que EEUU no debe precipitarse a la hora de entrar en guerras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy la contención frente a responder a cualquier conflicto con una intervención militar y señaló que algunos de los mayores errores que ha cometido su país ocurrieron cuando se precipitó a declarar una guerra.

Obama afirmó que, ahora que empieza a dejar atrás una "larga temporada de guerra", Estados Unidos "pocas veces ha sido más fuerte respecto al resto del mundo".

Un día después de anunciar su plan para la retirada gradual de las tropas estadounidenses en Afganistán, el mandatario recordó que también ha puesto fin a la guerra de Irak, y defendió la posición en la que EE.UU. ha quedado después de esos conflictos.

"Nuestros militares no tienen parangón. Las posibilidades de una amenaza directa contra nosotros por parte de cualquier país son bajas y no pueden compararse a los peligros a los que nos enfrentamos durante la Guerra Fría", dijo Obama en un discurso en la Academia Militar de West Point.

Según el presidente, aquellos que "sugieren que Estados Unidos está en declive, o que ha perdido su liderazgo mundial, están malinterpretando la historia o implicados en políticas partidistas".

"Estados Unidos debe liderar en el escenario mundial. Si no lo hacemos, nadie lo hará", sentenció Obama, quien argumentó que "cuando un tifón golpea Filipinas, o secuestran a niñas en Nigeria u hombres enmascarados ocupan un edificio en Ucrania, es a EE.UU. a quien el mundo mira para pedir ayuda".

"Estados Unidos es la única nación indispensable. Eso ha sido cierto durante el pasado siglo y seguramente lo seguirá siendo el próximo siglo", agregó.

En su discurso, Obama anunció que trabajará con el Congreso para crear un fondo de cooperación antiterrorista de 5.000 millones de dólares, con el fin de "trabajar con los países donde los terroristas se están afianzando", como Yemen, Somalia o Mali.

Además, prometió aumentar su apoyo a los elementos moderados de la oposición siria y a los países vecinos a Siria, si bien no detalló cómo lo hará.