Público
Público

Obama afirma que la pequeña empresa es clave para la recuperación económica de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que la pequeña empresa es clave en la recuperación económica del país e instó a que el Congreso apruebe "sin demora" propuestas de su Gobierno para impulsarla.

Esas medidas incluyen 30.000 millones de dólares para crear un Fondo Crediticio para la Pequeña Empresa, créditos impositivos para las pequeñas compañías que contraten nuevos empleados y respaldo a las que tengan un potencial exportador.

En su habitual discurso radiofónico de los sábados, Obama dijo que aunque el desempleo haya bajado en enero a menos del diez por ciento que prevalecía desde mediados del año pasado, "éste es aún inaceptablemente alto y son muchos los estadounidenses que no pueden trabajar".

Obama indicó que el país puede reconstruir la economía sobre cimientos más sólidos que conduzcan a la creación de fuentes de empleo y a una mayor prosperidad.

"Creo que una parte clave de esos cimientos son las pequeñas empresas de Estados Unidos, los lugares donde se origina la mayor parte de los nuevos trabajos", afirmó.

Las propuestas del Gobierno para ayudar a las pequeñas empresas serán puestas a debate del Congreso la próxima semana y Obama dijo que está dispuesto a considerar nuevas ideas que sirvan para apoyarlas y crear nuevas fuentes de trabajo.

Pero, al mismo tiempo, manifestó su esperanza de que el debate no sea gobernado por actitudes partidistas.

"Mi puerta siempre está abierta. Pero insto a los miembros de ambos partidos a no oponerse a las buenas ideas porque solo sea buena política hacerlo", indicó.

Añadió que las ideas planteadas en sus propuestas no tienen tinte político. "Son pro empresa, son pro crecimiento y son pro empleo", dijo.

Recordó que esas mismas ideas ya han tenido antes el apoyo de los líderes demócratas y republicanos, "así es que unámonos y aprobemos estas medidas sin demora", dijo.

En el también habitual discurso republicano de los sábados, el congresista Jeb Hensarling denunció que con un presupuesto para el ejercicio fiscal 2011 de 3,8 billones de dólares presentado esta semana el presidente Obama ha condenado al país a un mayor endeudamiento.

"Los números en su presupuesto son simplemente asombrosos: un récord de 3,8 billones en gastos, más de dos billones en impuestos, sin mencionar la triplicación de la deuda nacional encima del mayor déficit de la historia del país", dijo.

Hensarling afirmó también que el cese de gastos en los próximos tres años propuesto por el presidente "no es de ninguna forma una congelación".

Afirmó que exime de la medida a un 86 por ciento del presupuesto federal, no lo aplica hasta el próximo año y lo cancela un año después.

El legislador señaló que el país ya no puede seguir por "este rumbo irresponsable" y prometió la ayuda republicana para modificarlo.

"Estamos dispuestos a trabajar con ellos (los demócratas). Pero continuaremos defendiendo nuestros principios y nos opondremos a más gastos irresponsables de Washington y lucharemos por hallar mejores soluciones para que el Gobierno viva dentro de sus medios", dijo.