Público
Público

Obama afirma que el sistema financiero aún necesita intervención del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó hoy que el sistema financiero de su país aún necesita la intervención del Gobierno para evitar que la crisis económica sea aún más profunda.

En una entrevista concedida al programa "60 Minutes" de la cadena CBS y emitida esta noche, el presidente estadounidense afirmó: "creo que persisten los riesgos sistémicos".

"Hay instituciones tan enormes que si quiebran arrastrarán a muchas otras instituciones financieras con ellas. Y si todas quiebran al mismo tiempo, podemos ver una recesión aún más destructiva, potencialmente una depresión", explicó.

Las declaraciones del presidente se producen antes de que el secretario del Tesoro, Tim Geithner, presente mañana su plan para los activos tóxicos, valorados en cerca de un billón de dólares, que lastran el sistema bancario e impiden que el crédito vuelva a fluir con normalidad.

El presidente estadounidense admitió que durante la campaña electoral no previó lo "drástico" que sería el declive de la economía.

No obstante, afirmó que hay datos que inducen a la esperanza y expresó que "la economía está tan interconectada hoy día que todo sucede muy rápido. El declive ha sido muy rápido, pero la recuperación puede ser más rápida aún".

En un sentido similar se había pronunciado hoy la directora del Consejo Asesor Económico, Christina Romer, quien expresó su convencimiento de que la recuperación comenzaría este mismo año.

En su entrevista, el presidente estadounidense aludió también a las primas concedidas por la aseguradora AIG a sus ejecutivos, de 218 millones de dólares, pese a haber requerido una inyección de fondos públicos de 180.000 millones de dólares.

El Congreso maneja un proyecto de ley para gravar al 90 por ciento esas pagas extra.

Obama se declaró en contra de esa medida, pese a que cuenta con un gran apoyo popular.

"En general, quieres tener leyes que se puedan aplicar en una serie de casos", explicó el presidente estadounidense, que también precisó que "no queremos usar el Código Fiscal para penalizar a la gente".

"Queremos medidas legales, constitucionales, que sean justas pero no perjudiquen los esfuerzos para volver a poner en pie el sistema bancario", declaró el presidente estadounidense.

Obama también defiendió a su secretario del Tesoro, Tim Geithner, muy criticado en sus primeros meses de gestión al frente de la debilitada economía estadounidense.

Según explicó, aunque ni el secretario ni él se lo han planteado, si Geithner fuera a ofrecerle su dimisión le contestaría: "Lo siento amigo, sigues teniendo ese trabajo".

La entrevista también abordó asuntos como su decisión de cerrar Guantánamo y Obama se mostró muy crítico contra las acusaciones del ex vicepresidente Dick Cheney de que esa medida hará de Estados Unidos un país menos seguro.

La política del Gobierno anterior "no nos ha hecho más seguros. Lo que ha sido es un anuncio estupendo para los sentimientos antiestadounidenses", dijo Obama.