Público
Público

Obama aplaude la decisión de Pekín de flexibilizar el yuan

El banco central modificará el cambio aunque descarta una gran apreciación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio la bienvenida ayer a la decisión de China de flexibilizar el yuan una petición que Estados Unidos lleva haciendo a Pekín desde hace tiempo y calificó la medida de 'paso constructivo' que puede salvaguardar la recuperación de la economía y contribuir a un crecimiento más equilibrado.

El Banco Central de China anunció ayer que flexibilizará gradualmente el yuan, indicando que está preparado para terminar con un tipo de cambio fijo frente al dólar que ya dura 23 meses y ha sido blanco de intensas críticas a nivel internacional.

China ha mantenido al yuan a casi 6,83 por dólar desde julio de 2008 en un intento de aislar a la economía de crecimiento más acelerado de los estragos de la crisis financiera global.

El Banco Popular de China prácticamente descartó una revaluación única o una apreciación importante esperada por los detractores, diciendo que no hay 'bases para grandes fluctuaciones o modificaciones' en el tipo de cambio.

No obstante, quedó claro que China pretendía que su anuncio publicado en inglés y en chino, algo inusual marcara el final del tipo de cambio fijo del yuan frente al dólar, una medida que ha defendido como una 'política especial' para defender a su economía de la crisis financiera global.

'La economía mundial se está recuperando gradualmente. La recuperación y el alza de la economía china se han vuelto más sólidas con una estabilidad económica realzada', dijo el banco. 'Es deseable avanzar con reformas al régimen cambiario e incrementar la flexibilidad del tipo de cambio', agregó la entidad.

En la práctica, eso probablemente implique que el banco central chino usará su sistema de fijar tasas de referencia diarias para el yuan a fin de guiar a la moneda de regreso a un camino de apreciación gradual contra el dólar, que siguió durante tres años hasta mediados de 2008.

'La economía mundial se está recuperando gradualmente'

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, acogió favorablemente el anuncio de China e hizo un llamamiento por una 'vigorosa implementación' de la medida. 'Damos la bienvenida a la decisión de China de aumentar la flexibilidad de su tipo de cambio', dijo Geithner.

De igual forma, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dio la bienvenida al anuncio de Pekín y señaló que éste impulsará los ingresos y la inversión nacionales.

La Comisión Europea dijo que esperaba que las reformas sobre el tipo de cambio del yuan deberían tener repercusiones positivas para la zona del euro. 'Se considera que la medida será beneficiosa para las economías china y global. La Comisión Europea espera trabajar de cerca con las autoridades chinas a nivel bilateral y en el G-20 para abordar con éxito los actuales desafíos de la recuperación global', dijo en un comunicado.

El yuan amenazaba con ser un elemento de discordia en la cumbre del G-20 en Canadá del 26 y 27 de junio. Las quejas internacionales sobre la política cambiaria china habían disminuido en los últimos meses dado que la crisis de deuda soberana en Europa se había vuelto la principal preocupación, pero en días recientes la presión volvió a aumentar.