Público
Público

Obama aterriza en Londres

El presidente estadounidense inicia su primera gira por Europa. Desde el jueves participará en la Cumbre del G-20

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha llegado esta tarde a Londres, la primera parada de su gira por Europa, en la que tratará de convencer de sus propuestas económicas al resto de los países en la cumbre del G-20, que se celebrará en esta capital.

A bordo del avión presidencial, Obama llegó a Londres a las 19.55 hora local (17.55 GMT), acompañado de su esposa Michelle.

Inmediatamente después se trasladó en helicóptero a Wynfield House, la residencia del embajador estadounidense en Londres, donde se alojará durante su estancia de tres días en la capital británica.

La visita de Obama ha despertado gran expectación en Europa, donde se espera ver si el candidato que cautivó al continente cumple su propuesta sobre un nuevo multilateralismo.

Obama se ve favorecido por una enorme popularidad en el continente. Pero la mera popularidad no le ayudará en las negociaciones con unos líderes que quieren tomarle la medida y que se ven con la espalda contra la pared debido a la crisis económica.

Las prioridades del presidente estadounidense, según la Casa Blanca, serán promover planes de estímulo para las economías; una reforma del sistema regulador financiero; la lucha contra el proteccionismo y medidas para impedir que la crisis se extienda a los países emergentes.

Su primera escala es la capital británica, donde el jueves asistirá a la cumbre de las principales 20 economías del mundo. Luego se desplazará a la frontera entre Francia y Alemania para la cumbre de la OTAN antes de acudir a la República Checa y Turquía.

Su agenda incluye reuniones con los líderes de Rusia, China y España, entre otras naciones.

El presidente demócrata espera sacar provecho de su muestra de buena voluntad por el cambio de políticas y estilo respecto a su predecesor, el republicano George W. Bush, que fue impopular en el extranjero.

Los analistas creen que el entusiasmo generado por Obama entre la opinión pública europea dará un tono positivo a sus reuniones con aliados como el primer ministro británico, Gordon Brown; el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Pero la cálida recepción personal a Obama podría no despejar el camino para sus propósitos de alentar a sus aliados europeos a gastar más para rescatar la economía mundial y ofrecer más tropas y recursos para la guerra de Afganistán.

'Obviamente tiene mucho carisma y es su primera gran reunión. Creo que la gente tiende a ser muy educada en estas situaciones pero también podría haber un cierto nivel de dificultades', dijo Simon Johnson, ex economista jefe del FMI que ahora es profesor en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Uno de los temas será la opinión que existe en muchos países de que Estados Unidos ostenta buena parte de la responsabilidad por la crisis económica dada su laxa regulación financiera y la burbuja hipotecaria que creó.