Público
Público

Obama busca con su cara más amable apoyo para los candidatos demócratas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, recurrió hoy a los empresarios locales con su cara más amable en busca de apoyo a los candidatos de su partido para las legislativas del próximo noviembre, que pueden ser clave para su reelección en 2012.

Inmerso en una gira de tres días para recaudar fondos y conseguir apoyo para los candidatos demócratas, Obama hizo una parada en Seattle donde departió con empresarios de la zona en una panadería y repartió sonrisas entre los parroquianos que no perdieron la oportunidad de hacerse una foto con el presidente.

Obama acudió acompañado del ex gobernador del estado de Washington y actual secretario de Comercio, Gary Locke, y de la senadora demócrata Patty Murray, quien se presenta para renovar su escaño en noviembre.

El presidente saludó a los empleados de la panadería a los que preguntó sus nombres, pidió un sandwich de pavo y una botella de agua, y explicó que estaban allí para hablar acerca de sus negocios porque estaba interesado en saber cómo están afrontando sus empresas el embate de la crisis.

"Tenemos interés en ayudar a que nuestros pequeños empresarios alcancen el éxito. Nuestra recuperación económica depende de ello", dijo el presidente.

Flanqueado por tres pequeños empresarios, el dueño de una pizzería, la directora de un hotel y el copropietario de la panadería, aprovechó la tribuna para pedir a los republicanos que apoyen el proyecto ley para las pymes.

"Va a tomar tiempo recuperar 8 millones de puestos de trabajo (perdidos desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007). Cualquiera que diga lo contrario sólo va en busca de su voto", dijo.

Las tasas de paro en el estado de Washington, en el noroeste del país, se han doblado desde mediados de 2008 y se han situado en el 17,4 por ciento, por encima de la media nacional que está en el 9,5 por ciento, según los últimos datos del Departamento de Trabajo.

Obama volvió a Seattle por primera vez desde que visitó la capital del estado como candidato presidencial.

A diferencia de la primera visita que se produjo en un ambiente de "concierto de rock", según indica el diario The Seattle Times, esta vez no tenía previsto ningún evento multitudinario, más allá de la reunión con empresarios y dos actos para recaudar fondos para la campaña de Murray.

The Seattle Times señala que, pese a que las tasas de aprobación de Obama se han visto afectadas por la prolongada recesión económica, en el estado de Washington continúa siendo más popular que en el resto del país.

No obstante, según una encuesta reciente que cita el diario, aunque están con el presidente, la mitad de los habitantes de este estado desaprueba la gestión de su administración.

La senadora Murray consideró "muy importante" el viaje de Obama para que "vea de primera mano qué está pasando en nuestro estado, para hablar con él de trabajo y de economía".

Por su parte, el republicano Dino Rossi, uno de los principales adversarios del senador demócrata, señaló que la visita de Obama muestra la debilidad de Murray.

"No creo que (Obama) estuviera planeando venir al estado de Washington para ayudar a Patty Murray". "Esto demuestra lo reñida que está la contienda", dijo durante un acto de campaña.

El portavoz adjunto de la Casa Blanca, Bill Burton, señaló en unas declaraciones en el Air Force One, de camino a Seattle, que el presidente "cree que en noviembre se trata de elegir entre las políticas que han movido nuestro país hacia adelante o las políticas que nos llevaron a la crisis en la que estamos ahora".

Burton aseguró que el presidente confía en que los demócratas "tendrán éxito en noviembre" y "mantendrán (la mayoría en) la Cámara de Representantes y en el Senado".

Obama llegaba a Seattle tras participar el lunes en una recaudación de fondos en Los Ángeles y continuará hacia Columbus (Ohio) como parte de una gira de tres días por cinco estados para recaudar dinero para los demócratas.