Público
Público

Obama: "El cambio ha llegado a Estados Unidos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por John Whitesides

Barack Obama se ha aferrado al descontento entre los votantes estadounidenses para lograr una histórica victoria electoral con sus promesas de cambio, aunque el primer presidente negro de Estados Unidos tiene por delante grandes desafíos, como la crisis económica y dos guerras.

Obama llevó a los demócratas hacia una victoria aplastante y a amplias mayorías en ambas cámaras del Congreso, después de que los votantes dieran la espalda a los ocho años de gestión del presidente George W. Bush.

Su triunfo electoral contra el republicano John McCain el martes es un hito que podría ayudar además a Estados Unidos a enterrar su larga y habitualmente brutal historia de racismo.

"Ha sido un largo camino, pero esta noche, debido a lo que hemos logrado este día, en este momento decisivo, el cambio ha llegado a Estados Unidos", dijo Obama, de 47 años, a más de 200.000 seguidores extasiados que se reunieron en el Grant Park de Chicago para celebrar su triunfo.

Los festejos coparon las calles de todo el país, pero Obama tendrá poco tiempo para disfrutar su victoria, puesto que se espera que empiece a trabajar en la formación de un equipo que afronte los enormes desafíos que tiene por delante.

Los mercados, tras mostrar poca reacción ante los resultados, comenzaron luego a retroceder ante las preocupaciones por la situación económica.

Obama ganó al menos 349 votos del Colegio Electoral, muchos más de los 270 necesarios para convertirse en presidente.

Con los resultados de más de tres cuartas partes de los distritos electorales estadounidenses, el demócrata anotaba una votación popular del 52 por ciento, frente al 47 por ciento de su rival.

Obama dijo que, como el futuro presidente número 44 de Estados Unidos, trabajará para aliviar las agudas divisiones políticas y escuchar a quienes votaron en su contra.

"El camino por delante será largo. Nuestro ascenso será empinado. Puede que no lleguemos ahí en un año o quizás en un mandato, pero Estados Unidos nunca he tenido tanta esperanza como en esta noche en que llegaremos", sostuvo.

McCain, senador por Arizona de 72 años y ex prisionero de guerra de Vietnam, llamó a Obama para felicitarle y elogió su campaña inspiradora y sin precedentes.

"Le pido a todos los estadounidenses que me respaldaron que se me unan para no sólo en felicitarle (a Obama) sino para mostrarle a nuestro próximo presidente nuestra buena voluntad", dijo McCain.

ELECCIÓN EN LAS CALLES

Negros y blancos celebraron juntos el triunfo de Obama y la inminente partida de Bush frente a la Casa Blanca.

Las calles del centro de Washington quedaron atascadas, y también hubo celebraciones callejeras en Times Square, en Nueva York y en otros puntos de Estados Unidos.

"Este es el evento político más significativo de mi generación", dijo Brett Schneider, de 23 años, quien estaba entre la multitud que escuchó el discurso de triunfo de Obama en Chicago.

"Es una gran noche. Esta es una noche increíble", dijo el legislador John Lewis de Georgia, quien fue brutalmente golpeado por la policía en Selma, Alabama, durante una marcha en defensa de los derechos civiles en la década de 1960.

El reverendo Jesse Jackson, un importante líder de los derechos civiles y ex candidato presidencial, se unió el martes por la noche a los festejos en Chicago, llorando.

Obama enfrentará una intensa presión para cumplir con sus compromisos de campaña.

El demócrata ha prometido restablecer el liderazgo estadounidense en el mundo trabajando junto a los aliados extranjeros, retirar las tropas de Irak en los primeros 16 meses de su gestión y aumentar los niveles de soldados en Afganistán.

Pero su tarea inmediata será combatir la crisis financiera estadounidense, la peor desde la Gran Depresión. Obama ha propuesto otro paquete de estímulo que podría costar unos 175.000 millones de dólares e incluir financiamiento para infraestructura.

"Necesitamos transformar la crisis actual en una nueva oportunidad. Necesitamos un nuevo acuerdo para un nuevo mundo", dijo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.