Público
Público

Obama se convierte en el primer presidente negro de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Steve Holland y Caren Bohan

Barack Obama se convirtió el martes en el primer presidente negro de Estados Unidos y rápidamente pasó página a los años de Bush, instando a los estadounidenses a sumarse a una era de responsabilidad para reparar la economía del país y su imagen en el extranjero.

"A partir de hoy, debemos levantarnos, sacudirnos el polvo y comenzar de nuevo el trabajo de rehacer Estados Unidos", dijo Obama a un alegre mar de personas en su discurso inaugural tras jurar en el cargo de presidente.

Prometió medidas audaces y rápidas para dar nueva vida a la economía de Estados Unidos y declaró a los millones que le miraban en el exterior que "estamos listos para guiarlos una vez más".

Pero ilustrando el duro camino que tendrá por delante, Wall Street se desplomó con una caída record en el día de la toma de posesión, en medio de señales de que la crisis bancaria global está lejos de haber finalizado.

Cientos de miles de personas desafiando el frío atestaron el National Mall, una zona que se extiende por tres kilómetros desde el Capitolio al Monumento a Lincoln en el Río Potomac y junto a la Avenida Pensilvania hasta la Casa Blanca.

Desde allí, la multitud observó a Obama levantar una de sus manos y colocar la otra sobre la Biblia que usó Abraham Lincoln en 1861, para repetir el juramento con el que se convirtió en el sucesor de George W. Bush.

Radiante, el nuevo presidente recibió besos de su esposa, Michelle, y sus pequeñas hijas, Malia y Sasha, para luego girarse hacia la multitud que abarrotó los alrededores en un frío día de invierno.

"¡Obama!, ¡Obama!", vitoreó la multitud.

El demócrata Obama sucede en el cargo al republicano Bush, que estuvo dos períodos al mando de la nación y que regresaba a Texas el martes, tras dejar la Casa Blanca cerrando su último período presidencial con mínimos de aprobación, un legado de dos guerras y una economía en recesión.

Obama ofreció una notoria ruptura de las políticas del ex presidente Bush, enfatizando la necesidad de sacrificio y comprometiéndose a restaurar la posición de Estados Unidos en el mundo, concluir responsablemente la guerra en Irak y concentrarse menos en el tamaño del Gobierno y más en sí funciona.

PARTE DEL CAMINO A PIE

Durante un paseo triunfante por la avenida Pensilvania hacia la Casa Blanca en una limusina fuertemente blindada, Obama y su mujer encantaron a las multitudes que vitoreaban a su paso al bajarse del vehículo y realizar parte del camino a pie.

El personal de seguridad, parte de un contingente que llegaba a cientos de personas, mantenía una vigilancia cercana.

El Senado de Estados Unidos confirmó varios nombramientos clave para Obama, incluyendo a Steven Chu como secretario de Energía y Tom Vilsack para Agricultura.

La Comisión Financiera del Senado espera votar por Timothy Geithner como secretario del Tesoro el jueves. Se prevé que Hillary Clinton, la feroz rival de Obama por la nominación presidencial demócrata, sea aprobada como secretaria de Estado el miércoles en una votación del pleno del Senado.

Pero Obama primero disfrutó una noche de celebración, apareciendo junto a Michelle en 10 bailes de asunción en Washington.

"¿Cómo es mi esposa de atractiva?", preguntó Obama en su primera parada, donde bailaron mientras Beyonce cantaba el tema de Etta James "At Last."

"Hoy celebramos, pero mañana comienza el trabajo", dijo Obama más tarde en una fiesta para familias militares.

La toma de posesión de Obama, de 47 años, hijo de un keniano y una mujer blanca de Kansas, estuvo llena de ceremonias y símbolos para los afroamericanos que sufrieron la esclavitud y posteriormente las políticas de segregación racial que los convirtieron en ciudadanos de segunda clase.

El humor festivo fue interrumpido por el colapso del senador Edward Kennedy, de 76 años, quien fue sometido en junio a una operación por un tumor cerebral y pareció tener convulsiones el martes, según dijo un asesor del Congreso.

Retirado del lugar en una camilla, el respetado hermano del ex presidente John F. Kennedy fue trasladado a una ambulancia y llevado hacia un hospital, donde se dijo que el senador estaba despierto y respondiendo a preguntas.

PREPARANDOSE PARA LA REALIDAD

Las encuestas muestran un amplio apoyo público a Obama y optimismo sobre los cuatro años de su presidencia, pero el mandatario se preocupó de contrastar las expectativas con la realidad.

Obama dijo que el país se encuentra "en medio de una crisis" por las peores condiciones económicas en 70 años e involucrado en guerras en Irak y Afganistán.

"Lo que se requiere de nosotros ahora es una nueva era de responsabilidad", señaló.

Obama dijo que la "muy debilitada" economía de Estados Unidos será una prioridad número uno mientras trabaja con el Congreso estadounidense, controlado por demócratas, en un paquete de estímulo estimado en 825.000 millones de dólares.

Obama añadió que la crisis económica fue consecuencia de "ambiciones e irresponsabilidad" de parte de algunos y porque evitaron tomar decisiones difíciles. La crisis económica mostró que los mercados pueden salirse de control "sin un ojo vigilante", agregó, indicando que haría una prioridad de la reforma a las normas financieras.

Obama se reunirá con sus asesores económicos el miércoles para discutir el plan de estímulo.

En relación a la política exterior de Estados Unidos, que ha sido duramente criticada durante los años de Bush, Obama prometió que Estados Unidos dejaría Irak "responsablemente" y ayudará a Afganistán a ganar una paz difícil de lograr.

Obama no entregó un calendario específico para la retirada de las tropas estadounidenses en Irak, pero bajo un acuerdo suscrito con el país árabe, los soldados deberían partir a casa para fines del 2011.

El mandatario prometió incrementar la presencia de tropas estadounidenses en Afganistán para aplacar a la insurgencia de los talibanes.

Estaba previsto que Obama se reuna con comandantes militares para discutir la posibilidad de acelerar el retiro de las tropas estadounidenses de Irak, y la necesidad de colocar más fuerzas en Afganistán.

En una clara referencia a las duras prácticas de interrogatorios a los sospechosos de terrorismo que han sido ampliamente condenadas en el exterior, Obama se comprometió a un cambio diciendo que rechaza la elección "entre nuestra seguridad y nuestros ideales".