Público
Público

Obama cree que un acuerdo entre Congreso y Senado a tiempo es posible

Los senadores Harry Reid, líder de la mayoría demócrata, y Mitch McConnell, quien encabeza a la minoría republicana, tratan hoy de llegar a un acuerdo sobre umbral a partir del cual s

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 El presidente de EEUU, Barack Obama, instó hoy al Congreso a que cumpla con sus obligaciones y tome medidas para impedir una subida de impuestos para la clase media a partir de enero próximo. Durante su acostumbrado discurso de los sábados, el mandatario recordó que ha estado trabajando con líderes de ambos partidos, representantes del empresariado, y ciudadanos de a pie, para consensuar un plan de crecimiento económico y reducción del déficit.

El pasado viernes se acordó encomendar a Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata, y a Mitch McConnell, quien encabeza a la minoría republicana, la labor de alcanzar un acuerdo que reciba luz verde en la Cámara Alta a más tardar el domingo, para que pueda ser aprobado antes de fin de año por la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos. Bajo este plan, cualquier acuerdo entre Reid y McConnell sería apoyado por el Senado, aunque el Congreso podría liquidarlo 

Los dos líderes del Senado inciarán negociaciones hoy sábado que se centrarán principalmente en el umbral a partir del cual se aumentarán los impuestos a las familias de mayores ingresos del país, según informa un asesor demócrata. Analistas sostienen que ambas partes podrían acordar subir los impuestos para las familias que ganen más de 400.000 ó 500.000 dólares al año.

Su plan, aseguró el mandatario, es 'equilibrado' y protege a la clase media, recorta el gasto público 'de forma responsable', y pide que los ricos paguen más impuestos. ' Obama hizo su discurso a tres días del temido 'abismo fiscal', que combinará una subida de impuestos para todos los estadounidenses con recortes masivos al gasto público si el Congreso no logra un acuerdo fiscal. La mayoría de los expertos asegura que, sin un acuerdo, la subida de impuestos podría suscitar una nueva recesión en EEUU en 2013.

'Los líderes del Congreso trabajan en una solución para prevenir esta subida de impuestos para la clase media, y creo que podemos lograr un acuerdo que sea aprobado en ambas cámaras del Congreso a tiempo', dijo Obama, quien el viernes se reunió con los principales líderes demócratas y republicanos del Congreso sin pactar un acuerdo. Sin embargo, Obama reiteró hoy que, sin un acuerdo, el Senado, bajo control demócrata, debe aprobar su propio paquete que prorrogue los recortes tributarios que vencen el 31 de diciembre y subsidios para los desempleados, y establezca las bases para fomentar el crecimiento económico y la reducción del déficit.

'Tenemos que hacer lo que sea para proteger a la clase media, hacer crecer esta economía y hacer que nuestro país avance', puntualizó.

Otro componente del 'abismo fiscal' son los 109.000 millones de dólares en recortes automáticos al gasto en programas nacionales y del Ejército, que entrará en vigor el miércoles. Si la pugna no se puede solucionar en el Senado, Obama dijo que quería que ambas cámaras del Congreso voten un plan elaborado por él que aumentaría los impuestos sólo a las familias que ganan más de 250.000 dólares al año. El plan también extendería el seguro de desempleo para cerca de 2 millones de estadounidenses y crearía un marco para un acuerdo de una reducción mayor del déficit el próximo año.

En ese sentido, Obama advirtió de que la subida de impuestos podría afectar al sector inmobiliario y, aunque la tasa de desempleo 'es la más baja desde 2008', las familias y negocios empiezan a limitar sus gastos 'ante la disfunción que ven en Washington'. El mandatario indicó que así como los estadounidenses cumplen con sus plazos y obligaciones a diario, los líderes del Congreso 'deben hacer lo mismo'.

'Tenemos que hacer lo que sea para proteger a la clase media, hacer crecer esta economía y hacer que nuestro país avance', puntualizó. Obama dijo que es 'modestamente optimista' sobre las posibilidades de que se pueda lograr un acuerdo que evite que las tasas suban para la mayoría de los trabajadores estadounidenses. Pero ninguna parte parecía dispuesta a ceder mucho en la reunión del pasado viernes de líderes del Congreso en la Casa Blanca. 

'No podemos dejar que la política en Washington se interponga en el progreso de EEUU. Tenemos que hacer lo que sea para proteger a la clase media, hacer crecer esta economía y hacer que nuestro país avance', puntualizó. El Congreso prevé continuar las negociaciones sobre un pacto que evite el 'abismo fiscal' durante todo el fin de semana, de manera que se apruebe y promulgue antes del 1 de enero próximo.