Público
Público

Obama dice que la alianza con Afganistán garantizará que "nunca" vuelva a atacar EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se congratuló hoy por el fin de la guerra en Irak y defendió la estrategia de su Gobierno en Afganistán, al asegurar que una alianza con ese país evitará nuevos ataques en suelo norteamericano.

"La transición a un liderazgo afgano continuará y construiremos una alianza duradera con Afganistán, para que nunca vuelva a ser una fuente de ataques contra Estados Unidos", dijo el mandatario durante su discurso anual del Estado de la Unión ante el Congreso.

La táctica de la Administración de Obama en el país asiático ha sido especialmente criticada en los últimos meses por su disposición a dialogar con aquellos líderes talibanes que se comprometan a cortar sus lazos con Al Qaeda, aceptar el Gobierno civil elegido en Afganistán y negociar de buena fe.

Lejos de entrar en la polémica, el mandatario se limitó a defender la retirada gradual de tropas dentro del calendario acordado con la OTAN, que concluirá en 2014 y que ha enviado este año a "diez mil soldados a casa", con otros 23.000 que regresarán antes de septiembre de 2012.

"El impulso que habían logrado los talibanes se ha roto", sentenció el mandatario.

"Acabar con la guerra de Irak nos ha permitido atestar golpes decisivos contra nuestros enemigos. Desde Pakistán a Yemen, los agentes que siguen trabajando para Al Qaeda están malviviendo, a sabiendas de que no pueden escapar al alcance de los Estados Unidos de América", aseguró.

El fin de la guerra en Irak fue el tema elegido para abrir el discurso del mandatario, que recordó la ceremonia de homenaje en diciembre a los soldados que lucharon en el país, "una generación de héroes que ha hecho a Estados Unidos más seguro y respetado en el mundo".

"Por primera vez en nueve años, no hay estadounidenses luchando en Irak. Por primera vez en dos décadas, Osama Bin Laden no es una amenaza a este país", dijo el mandatario, seguido de una gran ovación entre los miembros del Congreso.

Obama consideró que esos logros "son un testamento al valor, la entrega y el trabajo en equipo" de las Fuerzas Armadas, e invitó al Congreso y a su propio Gobierno a "seguir el ejemplo" de los militares, que "no están consumidos por la ambición personal, ni se obsesionan con sus diferencias", sino que "se centran en la misión".