Público
Público

Obama dice que EEUU perseguirá a los atacantes del avión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una rama regional de la red Al Qaeda se adjudicó el lunes la responsabilidad de un fallido ataque en Navidad, y el presidente Barack Obama prometió poner "cada elemento" del poder de Estados Unidos contra aquellos que amenacen a la seguridad de los estadounidenses.

En un comunicado publicado en sitios islamistas en Internet, el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga dijo que el intento tuvo como fin vengar los ataques de Estados Unidos contra sus miembros en Yemen.

Además, señaló que entregó al nigeriano sospechoso del fallido ataque un "artefacto técnicamente avanzado" pero que no detonó por un fallo técnico.

El nigeriano Umar Faruk Abdulmutalab, de 23 años, está acusado de ingresar explosivos a bordo e intentar hacer estallar un avión de Northwest Airlines mientras se aproximaba a Detroit en un vuelo desde Amsterdam, con casi 300 personas a bordo.

En declaraciones durante sus vacaciones en Hawái, Obama dijo que "no descansaremos hasta que encontremos a todos los involucrados".

"Seguiremos usando cada elemento de nuestro poder nacional para interrumpir, desmantelar y derrotar a los violentos extremistas que nos amenazan, así sea que estén en Afganistán o Pakistán, Yemen o Somalia, o cualquier lugar donde estén planeando ataques contra territorio de Estados Unidos", dijo Obama.

Abdulmutalab, quien viajaba con una visa estadounidense válida emitida antes de que su nombre fuera colocado en una amplia lista de posibles amenazas de seguridad, dijo a investigadores que miembros de Al Qaeda en Yemen le entregaron un artefacto explosivo y le entrenaron sobre cómo detonarlo, dijeron responsables durante el fin de semana.

ABC News mostró lo que describió eran fotos del Gobierno estadounidense de la bomba que Abdulmutalab habría ingresado al avión escondida en su ropa interior.

Las imágenes mostraban la ropa interior ligeramente chamuscada con un paquete del elemento químico altamente explosivo PETN cosido a la entrepierna y una jeringuilla plástica como detonador, dijo ABC.

AL QAEDA EN YEMEN

El incidente ha puesto el foco de atención sobre la fuerte presencia de Al Qaeda en Yemen, que Estados Unidos y Arabia Saudí temen aproveche la inestabilidad en el país para preparar ataques en el reino saudí, el mayor exportador mundial de petróleo.

Estados Unidos ha estado suministrando en silencio equipamiento militar, inteligencia y entrenamiento a las fuerzas yemeníes, que asaltaron escondites de Al Qaeda este mes, señalaron funcionarios de Defensa y contraterrorismo estadounidense.

En un hecho preocupante para la seguridad de Estados Unidos, los responsables han descubierto que el padre de Abdulmutalab advirtió sobre el creciente radicalismo de su hijo, pero la información no llegó a evitar que viajara a Estados Unidos usando una visa de dos años emitida el 16 de junio del 2008.

Obama dijo que como resultado de este descuido había ordenado una revisión del proceso de investigación de antecedentes.

"Necesitamos determinar cómo el sospechoso fue capaz de llevar explosivos peligrosos a bordo de un avión y que medidas adicionales podemos tomar para desbaratar ataques futuros", dijo Obama.

Obama está bajo presión de los republicanos opositores, que han sido críticos de su respuesta al intento de ataque y han cuestionado que su gobierno esté haciendo lo suficiente por contener las amenazas a la seguridad.

El Gobierno admitió el lunes que el incidente representó un fallo de la seguridad aérea.

"Sí", dijo la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, en una entrevista con el programa Today Show de la NBC, cuando le preguntaron si el sistema "falló de forma lamentable".

El domingo Napolitano dijo que el sistema para proteger a los viajeros por aire funcionó, pero en algunas comparecencias en diversos programas periodísticos el lunes dijo que había querido decir que la respuesta para alertar a otros aviones y aeropuertos e imponer nuevos procedimientos de seguridad inmediatos había sido efectiva.

Abdulmutalab fue controlado por pasajeros y tripulantes del vuelo 253 de Northwest Airlines tras intentar encender el artefacto explosivo. El nigeriano fue tratado por quemaduras y está en una prisión federal esperando ser juzgado.

La administración de Seguridad de Transporte (TSA por su sigla en inglés) dijo que incrementó la vigilancia previa a los vuelos en Estados Unidos y Europa.

La TSA no entregó detalles, pero viajeros aéreos describieron nuevas restricciones en vuelos dirigidos a Estados Unidos, incluyendo revisiones adicionales antes de los vuelos, y una prohibición de movimiento en la cabina y de portar artículos como mantas y almohadas en las rodillas de los pasajeros durante la hora previa al aterrizaje.