Público
Público

Obama dice que no ha ofrecido un acuerdo sobre el escudo a Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, negó el martes haber ofrecido a Rusia un acuerdo en el que Washington retrasaría el despliegue de un escudo de defensa antimisiles en Europa, a cambio de la ayuda de Moscú en una disputa nuclear con Irán.

El diario New York Times informó de que Obama había enviado el mes pasado una carta al presidente ruso, Dmitry Medvedev, sugiriendo que desistiría del despliegue de un nuevo sistema de defensa antimisiles si Rusia ayudaba a evitar que Irán desarrolle armas de largo alcance.

"La información que estaba en el New York Times no caracterizó la carta con precisión", dijo Obama tras reunirse con el primer ministro británico, Gordon Brown, en la Casa Blanca.

Obama explicó que "lo que dije en la carta es lo que he dicho públicamente, que es que el (sistema de) defensa antimisiles sobre cuyo despliegue hemos hablado apunta directamente hacia, no Rusia, sino Irán".

"Y lo que dije (...) fue que obviamente, en la medida en que disminuyamos el compromiso de Irán con las armas nucleares, entonces eso reduce la presión o la necesidad de un sistema de defensa antimisiles", agregó.

Medvedev señaló el martes que Moscú estaba dispuesto a hablar con Washington sobre el escudo de defensa antimisiles, pero que el programa nuclear de Irán, en el cual está involucrado, era un tema aparte.

Estados Unidos y algunas naciones europeas, incluyendo Gran Bretaña, temen que el programa nuclear de Irán sea una pantalla para desarrollar armas atómicas. Teherán insiste que es para generar electricidad de manera pacífica.

Moscú, que planea montar un reactor nuclear en la planta iraní de Bushehr para fin de año, ha usado su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en varias ocasiones para bloquear los esfuerzos liderados por Estados Unidos de imponer sanciones más duras contra Irán.

Obama ha ofrecido incentivos económicos a Teherán si abandona su programa nuclear, pero también ha advertido que impondrá sanciones económicas más duras si sigue adelante.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, hablando en una visita a Jerusalén, dijo que Estados Unidos compartía las preocupaciones de Israel sobre que Irán busque armas nucleares y "haría todo lo posible" por disuadir a Irán y evitar que eso ocurra.

También intentó garantizar a Moscú que el planeado escudo de defensa apuntaba sólo a frustrar posibles ataques de misiles procedentes de Irán.