Público
Público

Obama entiende la decepción por la cumbre de Copenhague

El presidente de EEUU asegura que al menos "mantuvimos una posición y no hubo un gran retroceso desde donde estábamos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente Barack Obama dijo el miércoles que la decepción respecto al resultado de la cumbre sobre clima en Copenhague era justificada, consolidando la extendida noción de que la cita fue un fracaso. 'Creo que es justificado que la gente se sienta decepcionada por el resultado en Copenhague', dijo en una entrevista con PBS Newshour.

'Lo que dije fue esencialmente que en lugar de ver un colapso total en Copenhague, en el que nada se hubiera obtenido y habría representado un enorme paso atrás, al menos mantuvimos una posición y no hubo un gran retroceso desde donde estábamos', agregó.

Suecia calificó el acuerdo que Obama ayudó a forjar como un desastre para el medioambiente, el primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que la cumbre fue 'en el mejor de los casos imperfecta y en el peor de los casos caótica' y activistas medioambentales han sido aún más severos en sus críticas.

Las negociaciones aseguraron acuerdos mínimos que quedaron lejos de los objetivos originales para reducir las emisiones de dióxido de carbono y frenar el calentamiento global, tras dilatadas negociaiones no consiguieron salvar las diferencias entre las naciones ricas y las economías en desarrollo. Algunos sostienen que China tuvo especial responsabilidad en esta situación.

El Ministro del Medioambiente de Inglaterra, Ed Miliband, escribió el lunes en el diario The Guardian que China 'secuestró' los esfuerzos para acordar reducciones significativas en las emisiones globales. Pekín rechazó la acusación y dijo que Londres busca dividir a los países en desarrollo sobre el tema del cambio climático.

Obama no culpó a nadie en particular, pero dijo que la delegación china estuvo 'saltándose negociaciones' antes de su intervención personal.

'Fuimos capaces al menos de acordar objetivos no vinculantes para todos los países'

'En el punto en el que teníamos un colapso total, el primer ministro de India se dirigía al aeropuerto y los representantes chinos esencialmente estaban saltándose negociaciones, y todos estaban gritando, lo que ocurrió es que las cabezas más calmadas prevalecieron', dijo Obama.

Obama forjó un acuerdo con China, India, Brasil y Sudáfrica en las horas finales de la conferencia, después asegurar personalmente un encuentro con los líderes de las cuatro naciones.

'Fuimos capaces al menos de acordar objetivos no vinculantes para todos los países (...) no sólo Estados Unidos, no sólo Europa, sino también para China e India, que, proyectándonos hacia el futuro, van a ser los principales emisores del mundo', indicó el mandatario.