Público
Público

Obama se lanza de lleno a su agenda doméstica e internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitirá previsiblemente el jueves una orden para cerrar la prisión de Guantánamo después de un ajetreado primer día en el cargo en el que se reunió con sus asesores económicos y de defensa y se lanzó a la diplomacia para la paz entre israelíes y palestinos.

La apretada agenda de Obama indicó que se tomaba en serio su promesa de romper tajantemente con las políticas de su predecesor republicano, George W. Bush, tanto nacionales como internacionales.

Incluso consiguió realizar una pequeña pero acuciante tarea: volver a jurar su cargo. El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, había cambiado sin darse cuenta una palabra durante la ceremonia del martes.

Un borrador de orden ejecutiva obtenido por Reuters el miércoles fija un plazo de un año para cerrar la polémica prisión militar estadounidense en Bahía de Guantánamo (Cuba), donde extranjeros sospechosos de terrorismo llevan detenidos durante años sin juicio.

Actuando con rapidez en el Día Uno tras su toma de posesión, Obama también ordenó una revisión completa de la estrategia de Estados Unidos en Afganistán, donde ha prometido reforzar el número de tropas, y dijo a los generales que dieran los primeros pasos para ejecutar su promesa de campaña de retirar las tropas de Irak.

Obama, que también ha prometido adoptar una estrategia más audaz que Bush en la consecución de la paz en Oriente Próximo, también instó a los líderes israelí y árabes a alcanzar un "compromiso activo" y ayudar en la consolidación del alto el fuego de Gaza.

"Dio su palabra de que Estados Unidos contribuiría al éxito de estos esfuerzos, trabajando estrechamente con la comunidad internacional", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Con su rápida atención al conflicto de Oriente Próximo, que se remonta a varias décadas, dejó claro que sería una prioridad en la política exterior entre la letanía de problemas que heredó de Bush.