Publicado: 18.04.2014 10:45 |Actualizado: 18.04.2014 10:45

Obama mantiene la vigilancia sobre Putin a pesar del pacto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barack Obama no se fía de Vladímir Putin. Tampoco el primer ministro británico, James Cameron. Ambos instaron al Gobierno ruso a rebajar "inmediatamente" la tensión en Ucrania en virtud del acuerdo alcanzado en Ginebra y bajo la amenaza de "costes" para Rusia si no actúa con diligencia en este sentido. "Mi esperanza es que veamos avances reales en los próximos días, pero no podemos estar seguros de ello dado el comportamiento anterior (de Rusia), por lo que estamos preparados para responder si vemos nuevas interferencias", subrayó Obama en una rueda de presa no programada.

La diplomacia se apuntó un tanto en la capital suiza con el acuerdo entre los jefes de Exteriores de EE.UU., Rusia, Unión Europa (UE) y Ucrania para disolver las milicias irregulares prorrusas a cambio de promesas de amnistía y más autonomía para las regiones rusohablantes del este de Ucrania. No obstante, Obama rebajó las expectativas del acuerdo al asegurar: "No podemos estar seguros de nada en este momento, aunque existe la posibilidad de que la diplomacia ayude a rebajar la tensión". El gobierno estadounidense ha aprobado hasta el momento dos rondas de sanciones contra altos funcionarios cercanos a Putin, algo que se ha complementado con medidas similares de la Unión Europea.

Los jefes de Exteriores de las potencias implicadas en la crisis de Ucrania se movilizaron para evitar el desgobierno que amenaza con una guerra civil en el país y que ha arrebatado a Kiev el control de arsenales y edificios públicos en las regiones orientales. Desde el comienzo de la crisis, que empeoró con la anexión de la península ucraniana de Crimea a la Federación Rusa, EE.UU. ha reiterado que los movimientos de milicias rebeldes en varias regiones del este del país han sido orquestados por Rusia. "La cuestión ahora, es si Rusia va a utilizar esa influencia que han ejercido de manera negativa para restaurar el orden de manera que los ucranianos pueda llevar a cabo unas elecciones, avanzar en la reforma de descentralización, estabilicen su economía y comiencen a labrarse un camino de crecimiento y democracia", señaló Obama.

El Kremlin, que ha enviado decenas de miles de soldados a la frontera con Ucrania, ha mantenido que no está inflamando la subversión de manera encubierta, pero tomará cartas en el asunto si se pone en peligro a rusohablantes, mayoría en el este y sur de Ucrania. El acuerdo de hoy ofrece amnistía a los milicianos que han desafiado el poder del nuevo gobierno proeuropeo de Kiev, así como garantías de la población rusohablante estará protegida y contará con garantías legales.

El mandatario estadounidense afirmó que el acuerdo "quiere crear una atmósfera para que se desarmen milicias irregulares, se desocupen edificios públicos y se inicie un diálogo nacional entre ucranianos, no con la influencia de Rusia u otros". Ucrania tiene previsto celebrar el 25 de mayo unas elecciones generales históricas, en las que los políticos proeuropeos confían imponerse a las facciones prorrusas que han gobernado el país hasta el pasado febrero con mano autoritaria y una inclinación a la corrupción, que han llevado al país a una grave crisis económica.

La actuación de Putin ante la crisis de Ucrania está siendo imprevisible para los líderes occidentales. En una entrevista televisada, el líder ruso declaró las próximas elecciones que se celebrarán el próximo mes en Ucrania no son legítimas y tachó hoy de "grave crimen" el uso de la fuerza militar por parte del Gobierno de Kiev en una operación antiterrorista contra los prorrusos que se han sublevado en el sureste de Ucrania. "Han enviado tanques y aviación contra la población civil (...) Y esto es otro grave crimen", dijo Putin en directo por televisión en su tradicional "Línea Directa" con los ciudadanos del país.Estados Unidos declaró hoy que las palabras del presidente ruso, Vladímir Putin, en una entrevista televisada de que las elecciones del próximo mes en Ucrania no son legítimas desafían la lógica y la realidad.

El Gobierno estadounidense no tardó en en responder a las palabras de Putin. "Creo que hay muchas cosas que dijo el presidente Putin en esa entrevista que desafían la lógica y la realidad y esa (la supuesta ilegitimidad de las elecciones en Ucrania) sería ciertamente una de ellas", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, durante su rueda de prensa diaria. La portavoz, que describió este miércoles las relaciones entre Washington y Moscú como "complicadas", dijo no ver ninguna indicación de que Putin haya perdido el control sobre los militares.

"Una de las cosas que se pueden decir sobre el presidente Putin es que le gusta estar en control y tiene el control", afirmó Harf, quien destacó que los rusos tienen una "gigantesca maquinaria propagandística" en marcha en el caso de Ucrania. "Y lo que hemos visto muy claramente es que el mundo se ha dado cuenta de que es propaganda y la rechaza y cree que el pueblo ucraniano debería de determinar su futuro", añadió la portavoz.

Durante la entrevista, el mandatario ruso aseguró, además, esperar no tener que hacer uso del derecho de enviar tropas a Ucrania y descartó entre bromas que, tras la anexión de la península ucraniana de Crimea, el Kremlin esté interesado en recuperar Alaska, territorio que el zar Alejandro II vendió a Estados Unidos en 1867. Preguntado por una niña si creía que el presidente de EEUU, Barack Obama, lo rescataría si se estuviese ahogando, Putin respondió: "Es un hombre decente, sí que lo haría".