Público
Público

Obama mezcla lo personal y lo político en la primera entrevista tras su victoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, mezcló hoy lo personal y lo político en su primera entrevista tras ganar las elecciones del 4 de noviembre en la que dijo echar de menos cosas como pasear por la calle o visitar a su peluquero.

Obama aseguró, en su conversación con la cadena de televisión CBS, que desde hace doce días hay un montón de gente revoloteando a su alrededor pero, al mismo tiempo, ha podido volver a dormir en su cama de Chicago tras meses de viajes por todo el país.

"Michelle siempre se levanta primero que yo", dijo en referencia a su esposa, para añadir que es una "sensación estupenda" el escucharla y ver como sus hijas -Malia y Sasha de diez y siete años- se lanzan sobre su cama por las mañanas.

Otras cosas, sin embargo, son más difíciles de sobrellevar, como el no poder andar tranquilamente por la calle.

"Eso es algo a lo que no creo llegue a acostumbrarme nunca", explicó en referencia a la pérdida de anonimato.

"Ya no puedo ir a mi antigua peluquería, ahora mi barbero tiene que visitarme en un lugar no revelado", afirmó.

"No camino tanto como él, o sea que me imagino que no lo echo de menos", replicó Michelle, sentada al lado de Obama, a quien interrumpió en algún que otro momento de la conversación y de quien se burló cuando, en un momento dado, éste dijo que encontraba relajante el fregar los platos.

"¿Tú?" "¿Desde cuándo encuentras tú relajante lavar los platos?", preguntó la próxima primera dama, quien, al igual que Obama, apareció relajada y sonriente durante la entrevista con el veterano periodista Steve Kroft.

"Hay todavía algunas cosas a las que no me he ajustado", dijo el próximo inquilino de la Casa Blanca.

"¿Cómo qué?", increpó su esposa.

"Como", respondió Obama. "¿Qué quieres?", lo interrumpió Michelle.

"No puedo pasear", se quejó el futuro líder estadounidense.

"¿Quieres ir a dar un paseo?", bromeó Michelle, a lo que Obama respondió: "Sí, me encantaría sacarte a pasear, aunque hace un poco de frío hoy".

El líder demócrata afirmó, por lo demás, que destina gran parte de su tiempo a leer informes y a reflexionar sobre los próximos miembros de su Gobierno y sus prioridades cuando llegue a la Casa Blanca, entre las que estará aprobar un paquete de estímulo.

"Vamos a tener que gastar dinero para estimular la economía", indicó Obama, quien explicó que durante el próximo año o incluso los próximos dos años no se preocupará mucho del déficit.

En el terreno económico buscará también ayudar a los propietarios de viviendas en problemas, impulsar mayores regulaciones en los mercados y reducir la dependencia de EEUU del petróleo importado.

En política exterior reiteró su compromiso de cerrar Guantánamo, retirar las tropas de Irak y luchar contra el grupo terrorista Al Qaeda y su cabecilla, Osama Bin Laden.

Por lo demás, Obama dice buscar inspiración en los textos del presidente Abraham Lincoln (1861-1865).

"Lo encuentro muy útil", afirmó el presidente electo de Lincoln, en quien dice encontrar sabiduría y humildad sobre el arte de gobernar.

Dijo esperar ser capaz de seguir los pasos de otros "grandes presidentes" como Franklin D. Roosevelt (1933-1945), John F. Kennedy (1961-1963) o Dwight Eisenhower (1953-1961), quienes lograron, aseguró, comunicar a los estadounidenses "lo que estaban haciendo y por qué lo estaban haciendo".

"Eso es algo que creo cada gran presidente ha sido capaz de hacer", concluyó.

Michelle Obama, por su parte, celebró el que, a partir de enero, su marido vaya a tener "una gran oficina en casa".

La próxima primera dama señaló que su prioridad durante el próximo año será ayudar a sus hijas a ajustarse a la nueva situación.

Pero pasada esa etapa hay muchas cosas que le interesan, como las familias militares o la educación.

"Tanto Barack como yo creemos que podemos tener un impacto en el área de Washington, en el sentido de asegurarnos que contribuimos a la comunidad en la que vivimos", explicó.