Público
Público

Obama no es mejor que Bush, dice el jefe del Parlamento iraní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los pasos de Estados Unidos para renovar sanciones contra Irán muestran que el presidente Barack Obama no es mejor que su antecesor George W. Bush, dijo el domingo el jefe del Parlamento iraní, Ali Larijani.

La declaración de Larijani fue seguida por declamaciones de "Muerte a Estados Unidos" entre miembros del Parlamento en la legislatura, en la expresión más reciente de Teherán hacia las nuevas políticas del Gobierno de Obama sobre la república islámica.

La declaración se produjo porque Obama, durante una visita al Asia el domingo, dijo que el tiempo para la diplomacia se estaba agotando en una disputa por el programa nuclear de Irán, que según Teherán tiene propósitos pacíficos.

Desde que asumió el cargo en enero, Obama ha buscado acercarse diplomáticamente a Irán, pero la disputa por las actividades atómicas de Teherán continúa.

"Después de un año de dar discursos y consignas sin base, es una desgracia ver que el comportamiento y las actitudes de este presidente no son mejores que los de su antecesor", dijo Larijani al Parlamento, según la agencia oficial de noticias IRNA.

Fiscales estadounidenses iniciaron un proceso civil el jueves para tomar control de un rascacielos de la ciudad de Nueva York, que según afirman pertenece a compañías que están enviando dinero de forma ilegal al Gobierno iraní.

El proceso judicial busca revocar la Alavi Foundation y la propiedad de Assa Corporation de un edificio de 36 pisos en el 650 de la Quinta Avenida en Manhattan. El juicio original presentado en diciembre sólo buscaba la participación del edificio de Assa Corp.

Fiscales dijeron que ambas compañías estaban enviando dinero a Bank Melli, propiedad del Gobierno iraní. El Tesoro de Estados Unidos ha designado al banco como un agente que trabaja en la proliferación de armas y prohibió a ciudadanos estadounidenses operar con él.

También el jueves, Obama renovó algunas sanciones financieras de Estados Unidos contra Irán. Obama notificó al Congreso que, como se esperaba, extendía una serie de medidas estadounidenses contra Teherán por otro año, y sostuvo: "Nuestras relaciones con Irán aún no han retornado a lo normal".