Público
Público

Obama nombra a la gobernadora de Kansas como secretaria de Salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EE.UU., Barack Obama, nombró hoy secretaria de Salud a la gobernadora de Kansas, Kathleen Sebelius, quien de ser confirmada por el Senado capitaneará el esfuerzo para lograr un sistema de salud universal en el país.

La gobernadora, de 60 años, es la segunda opción de Obama para solucionar los problemas de un sistema sanitario que deja sin cobertura a alrededor de 46 millones de personas en el país.

El candidato inicial de la Casa Blanca fue el ex senador Tom Daschle, quien se vio forzado a renunciar antes de ser confirmado en el cargo por impago de impuestos.

Como secretaria de Salud, Sebelius tendrá a su cargo a más de 65.000 empleados y un departamento que incluye la Agencia de Alimentos y Medicamentos, así como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

A esas agencias se suman los servicios de Medicare y Medicaid, que ofrecen cobertura a los jubilados y personas de bajos recursos, que suman alrededor de 90 millones de estadounidenses.

El presupuesto del departamento, que devoran en gran parte Medicare y Medicaid, supera los 700.000 millones de dólares.

El nombramiento de Sebelius llega solo unos días antes de una cumbre bipartidista sobre salud en la Casa Blanca, prevista para el jueves y a la que asistirán funcionarios, legisladores y representantes de la industria para hablar sobre la reforma del sistema sanitario.

Además de seleccionar a Sebelius, la Casa Blanca anunció el nombramiento de Nancy-Ann De Parle como consejera del presidente en temas de salud y directora de la oficina gubernamental sobre la reforma sanitaria.

Obama había pensado concentrar en uno ambos puestos, el de secretario de Salud y el de responsable de la oficina de la Casa Blanca para la reforma sanitaria, pero decidió dividir las funciones después de la salida de escena de Daschle.

"Solucionar lo que no funciona bien en nuestro sistema sanitario no es ya sólo un imperativo moral, sino un imperativo fiscal", señaló hoy Obama al anunciar el nombramiento de Sebelius.

"Una reforma sanitaria que reduce los costes al tiempo que amplía la cobertura no es ya un sueño que esperamos alcanzar, sino una necesidad", afirmó Obama.

El presidente estadounidense dijo que las primas sanitarias han aumentado cuatro veces más rápido que los salarios de los trabajadores en los últimos ocho años.

Recordó que la partida de salud es uno de los gastos que más crece del Gobierno federal y destacó como objetivos clave de su reforma sanitaria reducir los costes y ampliar la cobertura.

Sebelius destacó, por su parte, que la campaña electoral que llevó a Obama a la Casa Blanca fue la del cambio e insistió en que en ninguna otra área el cambio es tan importante como en el sistema sanitario.

La Casa Blanca anunció la semana pasada durante la presentación de los presupuestos para el año fiscal 2010 la creación de un fondo de 634.000 millones de dólares, que se destinaría a la reforma del sistema de salud público durante los próximos 10 años.

Los analistas calculan que el esfuerzo podría costar más de un billón de dólares y se prevé que el desembolso de esos fondos provoque agrias discusiones en el Congreso.

Sebelius se ha referido a la cobertura universal infantil como "el primer paso de la reforma" del sistema sanitario estadounidense.