Publicado: 14.04.2014 20:27 |Actualizado: 14.04.2014 20:27

Obama pide "evitar las provocaciones" en el este de Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los presidentes de Francia, François Hollande, y de Estados Unidos, Barack Obama, han mantenido una conversación telefónica en la que hicieron un llamamiento a la prudencia y destacaron la necesidad de "evitar las provocaciones" en el este de Ucrania.

Los dos mandatarios, según un comunicado difundido por el Elíseo, sede de la Presidencia francesa, dijeron que comparten la preocupación por "los actos violentos" registrados en los últimos días en la zona oriental del país. Además, expresaron la "esperanza en que la próxima reunión de un grupo de contacto pueda desencadenar un diálogo sustancial entre Rusia y Ucrania", que permita rebajar la tensión.

Hollande subrayó "la determinación de Francia para aplicar junto con sus socios europeos una política de sanciones firme y gradual".

Poco antes de hablar con Obama, Hollande mantuvo otra conversación telefónica con el primer ministro británico, David Cameron, en la que ambos condenaron "firmemente la violencia" en Ucrania y mostraron su apoyo al Gobierno de Kiev.

Todo ello se produce mientras que prorrusos ocupan edificios públicos en el sureste de Ucrania. Ante esa situación, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, hizo un ultimátum el domingo para que los prorrusos depongan las armas y abandonen los edificios que han ocupado, plazo que venció hoy a las 09.00 hora local (06.00 GMT).

Turchínov, quien anunció anoche que empleará el Ejército para restaurar el orden, firmó un decreto que garantiza que no se perseguirá judicialmente a quienes acaten el ultimátum, en caso de que no hayan herido o matado a otros ciudadanos.

Por otro lado, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han condenado este lunes estas acciones  y han acordado "la ampliación de la lista" de los individuos a los que ya se aplica la congelación de activos y prohibición de visados en respuesta.

Los Veintiocho han evitado en todo caso acusar explícitamente a Rusia de estar detrás de las nuevas acciones violentas en ciudades del este de Ucrania pero han insistido en que "estos intentos de desestabilizar a Ucrania deben llegar a su fin", al tiempo que han apelado a todas las partes al diálogo para alcanzar una solución pacífica.